Último artículo publicado

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice. 1. ...

Un auténtico Sportsman

Una rápida semblanza de Paddy Mac Carthy, un inmigrante irlandés cuya destacada actuación en nuestro medio, nos da la excusa para enhebrar una secuencia de hitos memorables del boxeo y el fútbol. 

A principios del siglo XX ¿quién o qué era un Sportsman?
. una revista uruguaya de deportes;
. una restaurant en la calle Florida;
. un equipo de Barracas que jugó en primera división;
. un caballero que sobresalía en diversas actividades “sportivas”.

Todas las respuestas sugeridas son correctas, pero el término Sportsman surgió para identificar a quienes promovían, y descollaban en, la práctica de variadas actividades al aire libre y se regían por un estricto código de ética competitiva.

Quizás la figura más emblemática del Sportsman argentino fue la del ingeniero Jorge Newbery, quien sobresalió en múltiples disciplinas deportivas (y cuyo aerostato Huracán originó la magnífica insignia que identifica al club de Parque Patricios).
Algunas de las disciplinas deportivas en las que se destacó Jorge Newbery.
Otro legendario Sportsman argentino fue Charly Menditeguy, quien llegó a 10 de hándicap en Polo, scratch en Golf, jugador de primera en Tenis y piloto de Fórmula 1. No debe haber muchos deportistas que hayan sido tapa de El Gráfico en más de un deporte (le debo un próximo hilo).
Charly Menditeguy en la tapa de El Grafíco como "10" de Polo y piloto del Turismo de Carretera.
Pero para ser un Sportsman ¿había que pertenecer a la clase alta? A principios del siglo XX era casi una condición necesaria. El deporte era una actividad eminentemente amateur y sólo los atletas acaudalados disponían de suficiente tiempo libre para practicar y perfeccionarse.

Sin embargo, a medida que el deporte fue capturando la atención y el interés del público, gradualmente se convirtió en un medio de progreso social para quienes lograron destacarse en las disciplinas más convocantes.

Este hilo es sobre un Sportsman que no surgió de la clase alta porteña: Patricio Paddy Mac Carthy. Un irlandés nacido en 1871 en Cashel, condado de Tipperary, quien llegó al país a fines del siglo XIX en un barco mercante en el que trabajó para pagar su pasaje al Río de la Plata.
No se conocen muchos antecedentes de Paddy Mac Carthy en su tierra natal. Se sabe que en Cashel asistió al colegio de los Hermanos Cristianos y que sobresalió en diversos deportes en general y en natación en particular.
Castillo de Cashel, condado de Tipperary, Irlanda.
Apenas desembarcado, Mac Carthy encontró apoyo en sus compatriotas. Practicó y enseñó boxeo en la Misión de Marineros del bajo porteño, que regenteaba el reverendo Henry Brady, quien era capellán asistente de la Catedral Anglicana San Juan Bautista (en 25 de Mayo y Sarmiento).
Catedral Anglicana San Juan Bautista de la ciudad de Buenos Aires.
Mac Carthy también integró el equipo de fútbol del Lobos Athletic Club, fundado en 1892 por descendientes de irlandeses que poseían campos en la zona, y que en las postrimerías del siglo XIX tuvo destacada participación en la incipiente actividad local (e incluso internacional).
Equipo del Lobos Athletic Club (circa 1894)
En Buenos Aires Paddy Mac Carthy trabó amistad con Juan Fitz Simon, de ascendencia irlandesa e hijo del reconocido educador Santiago Fitz Simon (quien había llegado al país desde Irlanda en 1862 junto a su padre Patricio, también notable educador).

Muchos reconocen la labor del escocés Alejandro Watson Hutton en los albores del fútbol local, menos recuerdan la del educador irlandés Santiago Fitz Simon, quien a fines del siglo XIX promovió la inclusión de la educación física en las escuelas argentinas.
Caricatura de Santiago H. Fitz Simon.
En 1890 —siendo rector del Colegio Nacional de Corrientes— Santiago Fitz Simon auspició un partido de fútbol entre sus alumnos y los empleados del ferrocarril. Para los alumnos jugó Enrique Romero Brest, quien hoy es considerado el “padre” de la educación física en la Argentina.

Juan Fitz Simon fue uno de los alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires que fundaron el Club Atlético de Estudiantes (y su primer presidente). Mac Carthy acompañó a aquellos jóvenes y participó activamente en las primeras actividades deportivas de la novel institución.

En 1905 Mac Carthy integró el equipo de jugadores británicos que en el campo de la Sociedad Sportiva Argentina enfrentó al equipo profesional inglés Nottingham Forest. En 1906 también jugó con su club, Estudiantes, contra los amateurs sudafricanos que nos visitaron aquel año.
Síntesis de los partidos jugados por Paddy Mac Carthy contra Nottingham Forest (1905) y los Sudafricanos (1906).
Paddy Mac Carthy jugó 52 partidos oficiales en la 1ª división del fútbol argentino, 2 con Retiro Athletic en 1896, 4 con Lobos Athletic en 1899 y 46 con Estudiantes entre 1903 y 1914. Su puesto habitual era de zaguero (full-back) y hay registros de que convirtió un gol en 1907.
Equipo del Club Atlético de Estudiantes (circa 1907).
La anterior foto de Estudiantes fue tomada en la cancha que tuvo en Palermo durante los primeros años del siglo XX, en la Av. Alvear (hoy del Libertador) y la calle Oro. En el terreno contiguo tuvo su cancha Porteño, otro club que también aquilata cierta influencia irlandesa.

Mac Carthy también solía participar en las pruebas atléticas que se disputaban en el campo de deportes que el club de Gimnasia y Esgrima tuvo desde 1902 en los bosques de Palermo, a la vera del arroyo Maldonado.

El boxeo fue quizás la actividad predilecta de Mac Carthy. Sus clases y demostraciones en la sede del Club de Gimnasia y Esgrima de la calle Cangallo (hoy J. D. Perón), se constituían a la vez en verdaderos eventos deportivos y acontecimientos sociales.

Como muestra del poderío naval británico en la región, vale notar que el Cambrian era en 1903 el buque insignia de la sección de la flota de la marina real que, entre 1838 y 1905, tuvo por misión patrullar la costa este de América del Sur.
El boxeo profesional estuvo prohibido en la ciudad de Buenos Aires entre fines de 1892 y principios de 1924. Estaba vedado organizar espectáculos pugilísticos en los que se cobrara entrada. La actividad se corrió a la Provincia o se organizaban encuentros de carácter “privado”.

El 9 de octubre de 1903, Paddy Mac Carthy noqueó en 5 rounds al italiano Abelardo Robassio, en un match profesional disputado en el hall del edificio de la revista “El Gladiador” en Av. de Mayo y San José. Los púgiles fueron presentados al público por el mismísimo Jorge Newbery.
Escena del combate entre Mac Carthy y Robassio (9 de octubre de 19039.
Eran tiempos dulces para el campeón Mac Carthy, quien fue homenajeado por sus pupilos y amigos. Sin embargo, las mieles del éxito no duraron mucho y Paddy luego fue derrotado por el francés Alfredo Culpin y finalmente por su compatriota Willie Gould.

Entre 1893 y 1914 Santiago Fitz Simon fue rector de la Escuela Superior de Comercio (hoy Carlos Pellegrini). Fiel a su convicción de los beneficios que proporcionaba la práctica deportiva, contrató al ya galardonado profesor Mac Carthy para enseñar inglés y educación física.
En la Escuela de Comercio Mac Carthy enseñó a los alumnos a jugar al fútbol. Tres de ellos integraron el grupo de adolescentes que, en 1905, fundaron un club al que le pusieron el nombre de su barrio: Boca Juniors. Paddy colaboró estrechamente con la gesta xeneize inicial.
Los tres alumnos de Paddy Mac Carthy que integraron el grupo de adolescentes que fundó Boca Juniors.
El viernes 15 de agosto de 1913, Mac Carthy acompañó al equipo argentino que ganó la Copa Lipton al derrotar 4 a 0 a Uruguay en la cancha de Racing. Esa tarde los 4 goles argentinos los marcó Max Susán, antiguo compañero de Paddy en el equipo de Estudiantes.
Equipo argentino que obtuvo la Copa Lipton el 15 de agosto de 1913.
Una semana mas tarde —el domingo 24 de agosto de 1913— se jugó en la cancha de Racing el primer partido oficial entre Boca y River (ambos surgidos de la Dársena Sur). El referí designado era Armando Bergalli pero, ante su imprevista ausencia, fue reemplazado por Paddy Mac Carthy.
Caricatura de Diógenes Taborda sobre el primer partido oficial entre Boca Juniors y River Plate (agosto de 1913).
Fue un partido accidentado. River tomó 2 goles ventaja a través de Cándido García y Ameal Pereyra. Boca quedó con 10 hombres por lesión de Garibaldi, pero reaccionó y descontó merced a Mayer. Cuando faltaban 10’ Mac Carthy expulsó a Ameal Pereyra, pero el resultado se sostuvo.
Viñeta alusiva al primer partido oficial entre Boca Juniors y River Plate (circa agosto de 1913).
La carrera de Mac Carthy como referí de fútbol lo llevo a protagonizar otros partidos memorables de los inicios de los grandes clubes porteños. El 29 de marzo de 1914 Paddy dirigió el primer partido en 1ª división de Huracán, en el que derrotó 4 a 2 a Ferro Carril Oeste en su cancha de Caballito.
Anuncio del primer partido en 1ª división del Club Atlético Huracán (circa marzo de 1914)
Ese partido se jugó 4 semanas después de la muerte de Jorge Newbery, quien no pudo presenciar el debut del Huracán que conquistó 3 categorías entre 1912 y 1913 (2 ascensos consecutivos), como él con su Globo navegó sobre 3 repúblicas en 1910 (Argentina, Uruguay y Brasil).

Con el arbitraje de Mac Carthy, el 1º de enero de 1915 San Lorenzo (campeón de 2ª división) ascendió a 1ª división al derrotar 3 a 0 al campeón de Intermedia, el club Honor y Patria de Floresta, en un partido que se jugó en la cancha de Ferro Carril Oeste en Caballito.
Equipo de San Lorenzo que obtuvo el ascenso a 1ª división el 1º de enero de 1915.
Aunque su carrera como referí de fútbol iba en ascenso, Paddy no descuidaba sus otras aficiones deportivas. Acá lo vemos como juez principal de un torneo de Lucha Romana que se desarrolló en 1915 en el Teatro Casino de Buenos Aires.

El teatro Casino —ya demolido— quedaba en la calle Maipú al 300, entre la Av. Corrientes y Cuyo (hoy Sarmiento). En los ’60 fue una de las primeras salas de cine con el sistema Cinerama, que empleaba tres proyectores de 35 mm. sobre una enorme pantalla ligeramente curvada.

En los años ’20 Paddy Mac Carthy organizó las reuniones de boxeo en el ring que el Club Universitario de Buenos Aires tenía montado en los fondos de su primera sede social en la Av. Corrientes 327, entre 25 de Mayo y Reconquista, en donde llegó a combatir Luis Ángel Firpo.
Paddy Mac Carthy junto a unos jóvenes púgiles en el Club Universitario de Buenos AIies.
En enero de 1920 Mac Carthy fue convocado para arbitrar el desempate entre Rosario Central y Newell’s Old Boys por la copa Villa de 1919. El “porteño” Paddy suspendió el partido cuando faltaban 7 minutos, situación que generó un tremendo revuelo en la Chicago argentina.
Extractos de los "Anales del Fútbol Rosarino" de Cipriano Reyes.
En 1922 llegó a Buenos Aires un seleccionado de jugadores vascos (algunos de los cuales habían obtenido la medalla de plata representando a España en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920). Paddy arbitró el partido inaugural, que se jugó en la cancha de Sportivo Barracas.
Combinado de la Asociación Argentina 4-0 Combinado de la Federación Guipuzcoana (16 de junio de 1922)
Esa tricota de Paddy llevaba la insignia de la universidad de Yale (EE.UU.). Se dice que se la regaló el ex-presidente Theodore Roosevelt cuando visitó Buenos Aires en 1913. Me permito ponerlo en duda, pues Teddy era hombre de Harvard, eterno rival de los bulldogs de Yale.
Paddy se mantuvo en actividad hasta mediados de la década de 1940. Integró la Comisión Municipal de Deportes y nunca abandonó su pasión por practicar y enseñar. Falleció a los 92 años, en agosto de 1963 en la ciudad de Buenos Aires. Su tumba en la Chacarita no está identificada.

Mac Carthy provenía del condado de Tipperary, donde el deporte más popular —como en toda Irlanda—es el hurling, un juego que los inmigrantes irlandeses también trajeron al Río de la Plata y que aquí supo concitar cierto interés (no resultaría extraño que Paddy lo hubiera practicado).

Por mera coincidencia, la camiseta del equipo de hurling de Tipperary es igual a la de Boca Juniors, quizás una mueca del destino para recordarnos el origen de este simpático personaje, que contribuyó a modelar la etapa fundacional del boxeo y el fútbol porteños.

Va una yapa de remate: si el origen de los colores de Boca Juniors te despertó alguna inquietud, date una vuelta por esta página del blog.

La primera vuelta al mundo en avión

Una sucinta recopilación del audaz intento del mayor del ejército argentino Pedro Zanni, en ser el primero en dar la vuelta alrededor del mundo en avión (y la propuesta para que el nuevo aeropuerto de El Palomar lleve su nombre).

En la escuela nos enseñaron que en 1522 la expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián El Cano fue la primera en completar la vuelta al mundo en barco. Pero, ¿quiénes fueron los primeros en volar en avión alrededor del planeta 402 años más tarde?
Ruta recorrida por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián El Cano.
En 1924 una expedición de EEUU completó la primera vuelta al mundo en avión. El 6 de abril, 4 aviones Douglas partieron desde Seattle con rumbo Oeste. El 28 de septiembre, 2 de esas aeronaves regresaron al punto de partida luego de 175 días (casi 6 meses) y 44.342 km. recorridos.
La flotilla aérea de EE.UU. que completó la primera vuelta al mundo en avión.
Esta colosal aventura fue una auténtica “carrera global”, pues varias expediciones simultáneas fueron encabezadas por los mejores pilotos del Reino Unido, Francia, Italia, Portugal y… la Argentina.
Las travesías de los norteamericanos, británicos y argentinos.
Sí, en 1924 un aviador argentino organizó un raid aéreo con el objetivo de ser el primero en volar alrededor del mundo. Al mando de la expedición estuvo el mayor Pedro Zanni, quien era un experimentado piloto.


En 1915, el entonces teniente Zanni intentó ser el primero en cruzar la cordillera de Los Andes con el mismo avión con el que Jorge Newbery planeaba acometer esa empresa. Newbery falleció en 1914 en un accidente aéreo en Mendoza cuando ultimaba los preparativos de ese raid.


El 16 de marzo de 1920, los capitanes Zanni y Parodi completaron el doble cruce de la cordillera de Los Andes. Despegaron de Mendoza, sobrevolaron Santiago de Chile y regresaron al punto de partida. Una auténtica hazaña que convirtió a ambos pilotos en verdaderas celebridades.


En 1922 Zanni planeó el mayor de los desafíos aéreos: ser el primero en dar la vuelta alrededor del mundo en avión. El proyecto recogió un amplio apoyo popular, y se organizó un Comité del Aero Club Argentino para auspiciar la iniciativa.



La noticia que una misión argentina intentaría ser la primera en volar alrededor del mundo no sólo tuvo amplia cobertura en los medios de prensa nacionales, sino que fue recogida con gran entusiasmo en toda la región.
Facsímiles de diarios brasileños que daban cuenta de los avances del raid del Mayor Zanni.

Para recaudar los cuantiosos fondos necesarios para comprar las aeronaves, el instrumental y los repuestos, y desplegar el complejo apoyo logístico a lo largo de la ruta, se organizaron todo tipo de colectas y eventos a beneficio…

…no faltaron los bailes de gala en los puntos de encuentro más frecuentados por la alta sociedad porteña…


…también se colocaron barriles alcancía en las grandes tiendas comerciales de la ciudad, como este en Gath y Chaves…


…y en todas las localidades del interior de la Argentina se acompañó fervientemente la audaz iniciativa de Zanni.


A fines de enero de 1924 el mayor Pedro Zanni partió hacia Europa junto con su co-piloto, el alférez Nelson Page, y el mecánico Felipe Beltrame.

El mayor Zanni y su co-piloto, alferez Paige, posan junto al Barón de Marchi que presidía la Comisión de Apoyo al raid.
Para preparar la expedición en Europa, Zanni, Beltrame y Paige tuvieron que superar grandes desafíos técnicos y personales, que demoraron el inicio del raid un tiempo considerable. El alférez Paige enfermó gravemente y no pudo ser de la partida.
El Mayor Pedro Zanni junto a su mecánico Felipe Beltrame.

Finalmente se compraron 2 aviones Fokker en Holanda. Zanni y Beltrame partieron desde Amsterdam el 26 de julio de 1924 con rumbo Este. El plan era usar un avión con tren de aterrizaje hasta Japón, y luego cambiar a un hidroavión equipado con pontones para cruzar el Pacífico.
Zanni y Beltame posan junto al Ing. Fokker, diseñador y constructor de las aeronaves elegidas para el raid.

La primera parte del vuelo se desarrolló a gran ritmo. El 18 de agosto llegaron a Hanoi, capital de la Indochina Francesa. En tan sólo 23 días habían completado 12.435 km. El exiguo tiempo empleado para tamaña distancia sorprendió a quienes seguían los progresos de la expedición.
El Fokker "Ciudad de Buenos Aires" en Europa ante de emprender el raid alrededor del mundo.

A pesar de los progresos de la expedición de Zanni, en agosto de 1924 ya se tenía la certeza que la de los EEUU completaría antes su raid. Los aviadores argentinos se abocaron entonces a completar su misión alrededor del mundo en el menor tiempo posible.
El Fokker "Ciudad de Buenos Aires" en Europa ante de emprender el raid alrededor del mundo.

Sin embargo, el 19 de agosto de 1924 sufrieron un serio percance al despegar en Hanoi y perdieron el primer avión. El 22 de septiembre de 1924 Zanni continuó su raid con el segundo avión, que le fue enviado desde Japón. Esa demora comprometió la búsqueda del tiempo récord.
Fokker "Provincia de Buenos Aires" e Indochina (Vietnam.). Circa septiembre de 1924

Mientras Zanni aún se encontraba en Hanoi, el 14 de septiembre de 1924 se jugó un partido de fútbol entre Huracán y Boca Juniors en el flamante estadio de Alcorta y Luna, que se había inaugurado 4 semanas antes (el 17 de agosto).
Tribuna oficial del estadio de Huracán (14 de septiembre de 1924).
Se puso en juego la Copa Estandarte, donada por la compañía de pesca escocesa A. & M. Smith Ltd. de Aberdeen. El trofeo guardaba una notable similitud con la Copa Campeonato, que la Asociación Argentina de Football entregaba desde 1896 a sus campeones de liga.
Copa Estandarte (1924) y Copa Campeonato (1896)

Todo lo recaudado en aquel partido amistoso entre el Globo y el Xeneize se destinó al raid de Zanni. Desconozco el destino que habrá corrido aquel bonito trofeo, que en su elaborado reglamento preveía una competencia con equipos rosarinos (que jamás se pudo cumplir).
Equipos de Huracán y Boca Juniors que disputaron la Copa Estandarte en 1924.

Zanni y Beltrame llegaron a Tokio el 11 de octubre de 1924. Allí los esperaba su nuevo co-piloto, el alférez Evaristo Velo. Pero la carrera contra el invierno estaba perdida y los argentinos se vieron forzados a demorar la marcha durante casi 7 meses a la espera de mejor clima.
Preparativos en Tokio en el Fokker "Provincia de Buenos Aires" (circa 1925).
El 14 de mayo de 1925 intentaron reemprender el raid desde Tokio, pero el hidroavión capotó durante el despegue. Luego del rescate la aeronave quedó completamente inutilizable. El vuelo alrededor del mundo fue abandonado luego de recorrer 19.320 km. en 124 horas de vuelo.

Zanni, Beltrame y Velo regresaron al país (aunque no en avión como hubieran deseado). Se les tributó una triunfal bienvenida. Zanni ascendió a teniente coronel y llegó a ser el comandante de la base de aviación militar de El Palomar.

El 29 de enero de 1942, el teniente coronel Pedro Zanni —quien como piloto había superado los ingentes peligros que solían acechar a los pioneros de la aviación— falleció en un accidente automovilístico cuando regresaba a su hogar desde la base de El Palomar.

El aeropuerto de la ciudad de Buenos Aires lleva el nombre de un pionero de la aviación argentina: Jorge Newbery. Desde esta cuenta proponemos que el nuevo aeropuerto de “El Palomar” lleve el nombre de Pedro Zanni. (si te gustó la idea, difundila).