Entrada destacada

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice 1. P...

La primera Copa América para Argentina

Reseña del campeonato sudamericano de 1921 (textos extractados del libro "El Football en el Río de la Plata" de Ernesto Escobar Bavio).

El campeonato sudamericano de fútbol de 1921 se jugó en Buenos Aires. Participaron el seleccionado local y los de Uruguay, Brasil y Paraguay (que debutó en el certamen). Chile se inscribió, pero desistió antes de comenzar el torneo.

Todos los encuentros se desarrollaron en el field del Sportivo Barracas y fueron seguidos con gran interés por parte del público, que en más de una oportunidad —sobre todo cuando se disputó la final entre Argentinos y Uruguayos— ofreció espectáculos deportivos magníficos. El torneo se jugó con el sistema de todos contra todos en una sola ronda.

El campeonato inició el 2 de octubre de 1921 con el partido entre argentinos y brasileños. La concurrencia superó los 20.000 espectadores. 
Partido inaugural del Campeonato Sudamericano (2 de octubre de 1921).
El partido entre Argentina y Brasil fue dirigido por el refereí uruguayo Ricardo Vallarino, secundado por los jugadores paraguayos M. Fleitas Solich y D. Schaerer, que actuaron de linesmen.
Combinado Argentino (2 de octubre de 1921).
La constitución de los equipos fue la siguiente:
Argentinos: A. Tesoriere (Boca Juniors); A. Celli (Newell's Old Boys) y F. Bearzotti (Belgrano de Rosario); J. López (Boca Juniors), M. Delavalle (Talleres de Córdoba) y E. Solari (Nueva Chicago); P. Calomino (Boca Juniors), J. Libonatti (Newell's Old Boys), G. Sosa (Central Córdoba), R. Echeverría (Estudiantes de La Plata) y J. Chavín (Huracán).
Brasileños: J. Kuntz (Flamengo); Barata (América) y Telefone (Flamengo); Laís (Fluminense), Alfredinho (Botafogo) y Dino Galvao (Flamengo); Zezé (Fluminense), Candiota (Flamengo), Nonó (Flamengo), Machado (Fluminense) y Orlando (Flamengo).
Combinado Brasileño (2 de octubre de 1921).
Argentina 1-0 Brasil (octubre de 1921).
Argentina 1-0 Brasil (octubre de 1921).
Argentina 1-0 Brasil (octubre de 1921).
En uno de los frecuentes avances argentinos, Echeverría envió centro. Kuntz no tuvo tiempo de hacer otra cosa que agacharse y detener a medias la pelota que, escapándosele de las manos, fue rodando lentamente en dirección de la línea de gol. En un segundo prodújose frente al arco un amontonamiento de jugadores. Sin defensa el arquero, puesto que se había adelantado un poco para alejar el centro en su explicable deseo de conjurar el peligro, sólo quedaba bien colocado Almeida Neto. Sin embargo, tres forwards argentinos: Libonatti, Sosa y Calomino estaban ya allí y, al término de contados instantes de nerviosidad colectiva ante la posibilidad de que pudiera ser malogrado, Libonatti arremetió sin vacilar y la pelota llegó a la red. Habían transcurrido 27 minutos. Fue un gol “bien trabajado”, con tesón, con entusiasmo, y una ovación mantenida largo rato premió el esfuerzo de los que en esa forma estaban con ventaja. Terminó el partido con 1 gol a favor de los Argentinos.
Argentina 1-0 Brasil (octubre de 1921).
Argentina 1-0 Brasil (octubre de 1921).
Argentina 1-0 Brasil (octubre de 1921).
El 9 de octubre se enfrentaron paraguayos con uruguayos. Por primera vez intervenía en el gran certamen el team paraguayo y ello aumentó grandemente el interés de los aficionados. Su poder resultaba toda una incógnita, tanto más, cuanto que los nóveles internacionales debían medirse con un team ya veterano en estas lides. Dirigió la lucha el referí argentino Gerónimo Repossi, secundado como linesmen por el jugador brasileño Bermudez y el juez argentino Servando Pérez.
Paraguay 2-1 Uruguay (2 de octubre de 1921).
Los teams se alistaron  como sigue:
Paraguayos: E. Portaluppi; I. Paredes y R. González; D. Rodríguez, M. Fleitas Solich y A. Benítez; D. Schaerer, D. Lima, E. López, G. Rivas y A. Zelada.
Uruguayos: A. Casella (Belgrnao); J. Benincasa Peñarol) y A. Foglino (Nacional); F. Broncini (Central), A. Zibechi (Nacional) y S. Marroche (Nacional); P. Somma (Nacional), N. Villazú (Lito), P. Piendibene (Peñarol), A. Romano (Nacional) y A. Cámpolo (Peñarol).
Paraguay 2-1 Uruguay (2 de octubre de 1921).
A los 9 minutos el winger derecho paraguayo Schaerer, tomó la pelota en un acertadísimo pase largo de Fleitas Solich y muy rápidamente corrió por el ala. Nada pudo hacer Marroche para detenerlo y aún cuando en último término quedó Foglino, de igual modo el atacante anuló los esfuerzos del back, que pareció vacilar un tanto, de suerte que el winger llegó a pocos metros del arco para dirigir un tiro ligeramente esquinado y alto hacia la derecha del arco, no deteniéndose la pelota hasta llegar a la red. Una gran ovación saludó este primer éxito. En el segundo período, a los 20 minutos, López agregó un nuevo gol a su bando, con un tiro corto. También este tanto fue saludado con una manifestación largo tiempo mantenida. A poco, Piendibene aprovechó un rechazo de Portaluppi para señalar el único gol de los uruguayos. Vencieron en definitiva los Paraguayos por 2 a 1, mereciendo su estreno en esta clase de luchas el más franco elogio pues el team resultó homogéneo, hábil y rápido, así en la defensa como en el ataque. 
Paraguay 2-1 Uruguay (2 de octubre de 1921).
El 12 de octubre se enfrentaron brasileños y paraguayos. Concurrieron ese día al estadio unas 25.000 personas. Los teams, bajo la dirección del referee uruguayo Ricardo Vallarino, así se constituyeron:
Brasileños: J. Kuntz (Flamengo); Barata (América) y Telefone (Flamengo); Laís (Fluminense), Alfredinho (Botafogo) y Dino Galvao (Flamengo); Frederico (Bangu), Zezé (Fluminense), Candiota (Flamengo), Machado (Fluminense) y Orlando (Flamengo).
Paraguayos: E. Portaluppi; I. Paredes y R. González; D. Rodríguez, M. Fleitas Solich y A. Benítez; J. Vera, D. Lima, E. López, G. Rivas y D. Schaerer.  
Brasil 3-0 Paraguay (12 de octubre de 1921).
Ganaron los brasileños por 3 tantos a 0, convertidos por Machado en dos oportunidades y Candiota. Los brasileños jugaron mucho mejor que contra Argentina, pero en realidad el score pareció poco justo.
Brasil 3-0 Paraguay (12 de octubre de 1921).
El 16 de octubre fue el turno del partido entre argentinos y paraguayos. Fue uno de los matches que más público llevó al field del Sportivo Barracas, pues se calculó la concurrencia en unas 30.000 personas. Dirigió el encuentro el referee uruguayo Ricardo Vallarino y los cuadros se constituyeron como se determina más abajo:
Argentinos: A. Tesoriere (Boca Juniors); A. Celli (Newell's Old Boys) y F. Bearzotti (Belgrano de Rosario); J. Presta (Porteño), M. Delavalle (Belgrano de Córdoba) y E. Solari (Nueva Chicago); P. Calomino (Boca Juniors), J. Libonatti (Newell's Old Boys), B. Saruppo (Newell's Old Boys), R. Echeverría (Estudiantes de La Plata) y V. González (Gimnasia y Esgrima de Mendoza).
Paraguayos: M. Denis; C. Mena y J. Paredes; J. Miranda, M. Fleitas Solich y A. Benítez; V. Capdevilla, D. Schaerer, E. López, G. Rivas y E. Erico.
Argentina 3-0 Paraguay (16 de octubre de 1923). Equipo argentino.
También los paraguayos fueron vencidos en este encuentro por 3 goles a 0. El primero de esos tantos resultó sencillamente magistral. Saruppo cedió la pelota a Libonatti y el insider aprovechó el pase como correspondía. En cuanto intentó correr, González quiso detenerlo más no lo consiguió y el forward siguió entonces su marcha hacia el arco, hostigado siempre por aquel back. Comprendiendo lo difícil de la situación, también Paredes quiso evitar el avance del atacante sin lograrlo tampoco, y Libonatti prosiguió ganando terreno, entonces con mayor decisión que antes y entre los backs que le perseguían tenazmente. Y después de un esfuerzo realmente brillante, que despertó honda expectativa, logró colocarse a pocos metros del guardavalla y dirigió un recio tiro corto que dio el primer gol a los nuestros. Los otros dos tantos los anotaron Saruppo y Echeverría respectivamente. El ataque argentino dio desde el primer momento la impresión de que era capaz de hacer mucho frente a una defensa fuerte, entusiasta y constante.

El 23 de octubre jugaron uruguayos y brasileños. El field de Sportivo Barracas estuvo colmado de público como en los partidos anteriores, alistándose los teams a las órdenes del referee paraguayo Cabañas Saguier en esta forma:
Uruguayos: M. Belloutas (Universal); J. Benincasa (Peñarol) y A. Foglino (Nacional); J. Molinari (Universal), A. Zibechi (Nacional) y F. Broncini (Central); P. Somma (Nacional), A. Romano (Nacional), J. Piendibene (Peñarol), N. Casanello (Wanderers) y A. Cámpolo (Peñarol).
Brasileños: J. Kuntz (Flamengo); Barata (América) y Telefone (Flamengo); Laís (Fluminense, Alfredinho (Botafogo) y Dino Galvao (Flamengo); Frederico (Bangu), Zezé (Fluminense), Candiota (Flamengo), Machado (Fluminense) y Orlando (Flamengo).
Uruguay 2-1 Brasil (23 de octubre de 1921).
Romano señaló los dos goles de los uruguayos y Guimaraes el único que anotaron los brasileños, de suerte que triunfaron los primeros por 2 a 1. Por momentos el juego se hizo demasiado brusco, debiendo el referí intervenir para hacer un llamamiento general al orden. A pesar de esta circunstancia, la lucha llegó a ser interesante por momentos.
Uruguay 2-1 Brasil (23 de octubre de 1921).
El partido final del Campeonato Sudamericano de 1921 lo jugaron el 30 de octubre los combinados argentino y uruguayo. Quién haya estado aquella tarde en la cancha de Sportivo Barracas ¿habrá podido olvidar ese match? Hubo tantos momentos de emociones, resultó tan correctamente disputado el encuentro, que por fuerza tuvo que impresionar bien. Constituyó aquella, por virtud también de un triunfo legítimamente conquistado, una gran jornada para el sport nacional. El aspecto del field era realmente imponente, como que la concurrencia superó ese día todos los totales reunidos en la misma cancha (se estima que concurrieron 40.000 espectadores).
Esquina de Iriarte y Luzuriaga. Final del Sudamericano (30 de octubre de 1921). La foto está tomada desde la torre de la Iglesia del Sagrado Corazón (única edificación en altura de la zona en esa época).
Y en medio del magnifico cuadro que ofrecía el field, una nota emocionante y simpática como pocas: la de los aficionados rosarinos, destacados en aquella inmensidad de gente por un letrero breve, limitado a señalar la procedencia de quien en alto lo mantenía, y a indicar a los jugadores argentinos que la segunda ciudad de la República enviaba con la presencia de sus más entusiastas una adhesión cordial y alentadora en el instante de la lucha.
Argentina 1-0 Uruguay (30 de octubre de 1921).
Los teams formaron a los órdenes del referí brasileño Pedro Santos:
Argentinos: A. Tesoriere (Boca Juniors); A. Celli (Newell's Old Boys) y F. Bearzotti (Belgrano de Rosario); J. López (Boca Juniors), M. Delavalle (Belgrano de Córdoba) y E. Solari (Nueva Chicago); P. Calomino (Boca Juniors), J. Libonatti (Newell's Old Boys); B. Saruppo (Newell's Old Boys), R. Echeverría (Estudiantes de La Plata) y V. González (Gimnasia y Esgrima de Mendoza).
Uruguayos: M. Beloutas (Universla); J. Benincasa (Peñarol) y A. Foglino (Nacional); J. Molinari (Universal), A. Zibecchi (Nacional) y F. Broncini (Central); P. Somma (Nacional), A. Romano (Nacional), J. Piendibene (Peñarol), N. Casanello (Wnaderers) y A. Cámpolo (Peñarol).
Argentina 1-0 Uruguay (30 de octubre de 1921).
Argentina 1-0 Uruguay (30 de octubre de 1921).
Argentina 1-0 Uruguay (30 de octubre de 1921).
Argentina 1-0 Uruguay (30 de octubre de 1921).
El gol que determinó la victoria de los Argentinos se produjo a los 12 minutos del segundo período. Saruppo recibió un centro de González y tiró de cerca. Belouta, siempre avizor, se arrojó de bruces sobre la pelota. No logró, empero, alejarla ligeramente. Y Libonatti que avanzaba a plena carrera, consiguió alojarla y completar la obra.
Argentina 1-0 uruguay (30 de octubre de 1921). El gol argentino
Prodújose entonces un espectáculo memorable. Por sobre el júbilo agitáronse sombreros y pañuelos. A lo largo del field, por esos cuatro costados, infinidad de banderas argentinas ocultas hasta entonces a la espera del gran instante anhelado, tremolaron sobre la multitud. Centenares de espectadores, que se hallaban sentados en primer término junto a la cancha la invadieron para felicitar de cerca a los representantes del sport argentino y durante un par de minutos el entusiasmo fue realmente delirante. Al terminar el partido merced al cual los Argentinos se clasificaron por primera vez Campeones Sudamericanos, gran parte de los espectadores sacó en andas a los hombres de nuestro team y al referee brasileño, a quienes se tributó manifestaciones de aprecio y de simpatía.
Argentina 1-0 Uruguay (30 de octubre de 1921). La terraza de Iriarte y Luzuriaga.
El team argentino ganó el certamen con el máximo de puntos y sin ningún gol en contra, tal como vencieron los uruguayos en el campeonato de 1917. El siguiente video fue filmado aquel 30 de octubre de 1921 en ocasión del partido final del campeonato sudamericano entre la Argentina y Uruguay. Se pueden ver escenas generales del partido y del público sobre la terraza de los vestuarios de Iriarte y Luzuriaga con la iglesia del Sagrado Corazón detrás. Es uno de los pocos documentos fílmicos que existen del estadio de Sportivo Barracas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si tenés fotografías que te gustaría subir a este blog, mandalas por Twitter a @ViejosEstadios