Entrada destacada

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice 1. P...

Las finales de la Copa Competencia

Origen, apogeo y ocaso de este emblemático trofeo (incluye extractos textuales del libro “El Football en el Río de La Plata” de Ernesto Escobar Bavio, publicado en 1923).
Copa Competencia (Cup Tie Competition).
Introducción
A semejanza de la FA Cup, aunque desde luego sin la trascendencia y la importancia de ésta, en 1900 fue instituida la Copa de Competencia (también llamada Cup Tie Competition o Premio Internacional).

El trofeo fue donado por Francis Hepburn Chevallier Boutell —a la sazón Presidente de la Argentine Association Football League— y durante un tiempo se lo conoció como Copa Chevallier Boutell (que no debe confundirse con la Copa Rosa Chevallier Boutell que Argentina disputaba con Paraguay y fuera donada por el mismo sportsman, pero en honor a su esposa).
Lista de trofeos de la AAF (circa 1917) / F. H. Chevallier Boutell.
Se trataba de un concurso por eliminación entre equipos inscriptos en la Asociación Argentina, la Asociación Rosarina y la Asociación Uruguaya de Football. El torneo estaba reservado para teams pertenecientes a la primera división pero, a fin de crear un evidente estímulo, desde 1918 la Asociación Argentina dispuso que también formasen parte los teams pertenecientes a la división intermedia, muchos de los cuales hicieron por cierto un lucido papel frente a adversarios de la categoría superior.

En las primeras ediciones de la Copa de Competencia, dos grandes cuadros argentinos —Rosario Athletic y Alumni— disputaron la victoria más de una vez. Se trataba de conjuntos brillantes y prestigiosos, que en el football rioplatense son con Peñarol y Nacional de los equipos famosos e inolvidables.
Síntesis de los torneos disputados bajo la órbita de la Asociación Argentina de Football.
Al principio los partidos de la Copa Competencia se disputaban en series en las cuales podían intervenir cuadros argentinos y uruguayos, que jugaban ya en Montevideo, como en Buenos Aires y Rosario. A partir de 1907 el concurso se hizo por eliminación en cada país, es decir que el ganador de la semifinal argentina se medía con el ganador de la semifinal uruguaya (aunque el partido final siempre se jugaba en Buenos Aires).

Dada la índole de estas competencias, las reseñas que siguen se refieren principalmente al encuentro final de cada año.

1900
Para el partido final se clasificaron los equipos de Rosario Athletic y Belgrano Athletic. Rosario alcanzó la instancia definitiva luego de derrotar en condición de local al English High School por 3 goles a 1. Belgrano logró el pase al derrotar por 1 gol a 0 al Albion uruguayo, en un encuentro que se jugó en la cancha de Paso del Molino en Montevideo.
Paso del Molino (12 de agosto de 1900)
Albion 0-1 Belgrano (12 de agosto de 1900)
El partido final de la Copa Competencia de 1900 se jugó el 26 de agosto en la cancha del Flores Athletic Club —más conocida como el Old Polo Ground— que ocupaba un terreno en la Av. Avellaneda contiguo a los talleres del Ferrocarril del Oeste.
Ubicación del Flores Athletic Club (ca. 1900).
Aquella final de 1900 fue el match más brillante y lucido de la temporada. Ambos contendientes lucharon con tenacidad desde el principio al final del partido, y si bien el resultado fue favorable para Belgrano, no se desconoció la importancia de los elementos con que contaba entonces el team de Rosario. 
Lámina del campo de juego de Flores, publicada por Caras y Caretas (circa 1899).
A las órdenes del referí B. B. Syer, los equipos se integraron de esta manera:  
Belgrano A. C.: R. D. Barker, G. L. Mc Farlane y W. E. A. Creaven; Anthony C. Addecott, Harold Thomas Ratcliff y Eduardo Patricio Duggan; P. Mess, Walter E. C. Malm, Charles Edgard Dickinson, F. C. Wibberley y Winston H. Coe.
Rosario A. C.: Herbert D. Dorming; Jorge A. Middleton y William S. Penman; G. Bradford, Eduardo Carlos Jewell y S. Angel; G. Topping, Julian G. Parr, A. E. Wells, Miguel Green y Alfredo Wilson Olavarría Le Bas.

En el primer tiempo el Belgrano jugó con viento a favor y la lucha fue muy reñida por ambas partes. A los 20 minutos Belgrano consiguió el primer tanto por intermedio de Wibberley. Obtenido este gol, los delanteros del Belgrano renovaron sus ataques, y en esos pocos momentos se notaron cinco tentativas malogradas todas ellas por el guardavalla del Rosario. Repuesto el Belgrano de un buen ataque de los rosarinos, renovó sus múltiples tentativas. Poco antes de finalizar el primer período Coe, forward del Belgrano, obtuvo a los 43 minutos el segundo gol para su bando.

Reiniciado el match, y no obstante la ventaja del viento a favor del Rosario, sus adversarios atacaron con bríos y las tentativas por conseguir nuevos goles se renovaron, aunque sin resultado. A pesar de los diversos esfuerzos realizados por los teams, las posiciones no sufrieron variación y el encuentro terminó, entre los hurras de los vencedores y los aplausos de la numerosa concurrencia, con este resultado: Belgrano 2 - Rosario 0.

Los hombres de Belgrano jugaron admirablemente, distinguiéndose sin embargo Mc Farlane, que ocupó el puesto de back. De Rosario se distinguieron el arquero H. Dorning y el half-back E. Jewell, quienes durante el partido se mostraron a gran altura.
Belgrano Athletic Club, campeón de la 1ª edición de la Copa Competencia (ca. 1900).
Parados: H. Ratcliff, E. Duggan, A. Addecott, R. Barker, C Dickinson y H. Creavan.
Sentados: J. Baldock, W. Malm, W. Coe y G. Dickinson.
Recostados: F. Wibberley y G. Mc Farlane.


1901
El match final enfrentó a Alumni (antes English High School) con el  Rosario Athletic. Alumni obtuvo el derecho de jugar la instancia final luego de derrotar 1-0 a Peñarol, en un partido jugado en Montevideo. Por su parte, los rosarinos accedieron al partido definitorio al vencer en su ciudad 6 a 2 a Belgrano Athletic (y a la vez se tomaron revancha de la final del año anterior).
Crónica de "Caras y Caretas" de la actuación de Rosario Athletic en la Copa Competencia de 1901.
Como en esta lucha habría de ponerse a prueba el poder de estos encumbrados rivales, el partido despertó, como es natural, un interés poco acostumbrado. El encuentro se jugó el 25 de agosto en el field del Lomas Athletic Club.
Imagen de un partido de Alumni en el field del Lomas Athletic (ca. 1909)
El tren especial que partió de Constitución condujo un gentío enorme, que más tarde rodeó la cancha alentando ya a un bando, ya a otro, y premió con sus aplausos las jugadas irreprochables de ambos contendientes  
Estación Lomas de Zamora (F. C. S) a principios del siglo XX (ca. 1903).
La final de 1901 resultó un encuentro brillantísimo, y los teams formaron así:
Alumni: A. Coste; W. Buchanan y C. C Brown; T. Brown, A. Mack y E. Brown; P. Dillon, J. Moore, S. U. Leonard, C. Taylor y E. Moore.
Rosario A. C.: A. Willcox; G. Middleton y W. Penman; V. Parr, H. Middleton y C. Parr; Alfredo Le Bas, A. Robinson, M. Green, J. Parr y Alberto Le Bas.

A los 8 minutos Leonard hizo el primer gol. Los del Rosario intentaron atacar en diversas ocasiones, pero los hombres del bando adversario no se lo permitieron y el viento se encargó de hacer el resto. En el segundo período —pues en el primero sólo se anotó el tanto referido— empató Rosario por intermedio de A. Robinson a los 15 minutos, terminando el partido con esa igualdad en el score.

Se prolongó entonces el encuentro por espacio de 30 minutos, divididos en dos períodos de 15 minutos cada uno, en cuyo transcurso tampoco variaron las posiciones. En vista de ello, aún se prolongó la lucha otros 20 minutos, divididos en dos períodos de 10 minutos cada uno. Cuando se creía que los esfuerzos de unos y otros serían estériles, Dillon anotó el segundo gol para su cuadro. Triunfó en definitiva Alumni por 2 goles a 1.

Tanto Rosario como Alumni se distinguieron por su juego. Si el triunfo correspondió al segundo, debió atribuirse a una mejor dirección y mayor fuerza de voluntad que la de los adversarios, quienes quizás se desanimaron ante el resultado de sus tentativas. Este partido, que según una crónica haría época en los anales del football argentino, se citó como un modelo de corrección y de constancia.
Alumni, campeón de la Copa Competencia de 1901.
Parados: W. Buchanan, (D. Brown), A. Coste, (A. Watson Hutton) y T. McKeon.
Sentados: E. Moore, E. Brown, A. Mack, T. Brown y W. Jordán.
Cuclillas: H. Jordán, S. Leonard y J. Moore.
1902
Este año el torneo adquirió una importancia mayor que en temporadas anteriores pues, a parte de los clubes porteños y rosarinos que participaron en el concurso, también lo hicieron varios cuadros de Montevideo. Once fueron los clubs que participaron: Alumni, Barrracas, Belgrano. Lomas, Quilmes y Rosario Athletic de la Argentina; y Peñarol, Nacional, Albion, Deutsche y Montevideo Cricket de la vecina orilla.

El desarrollo del torneo en Argentina fue el siguiente:
- 1ª serie: Alumni venció a Barracas;
- 2ª serie: Belgrano venció a Quilmes;
- 3ª serie: Alumni venció a Lomas;
En la semifinal argentina, Rosario Athletic venció por 2 goles a 0 a Belgrano Athletic.

Las series en Montevideo tuvieron este resultado:
1ª serie: Nacional venció a Montevideo Cricket;
2ª serie: Nacional venció a Deusche F. C.;
3ª serie: Peñarol venció a Nacional.

Peñarol se clasificó entonces para jugar la semifinal con Alumni. Efectuado el match en Montevideo el 17 de agosto, venció el team argentino por 2 goles a 0.
Peñarol 0-2 Alumni (17 de agosto de 1902).
Peñarol 0-2 Alumni (17 de agosto de 1902).
En consecuencia, los ganadores de las dos semifinales —Alumni y Rosario— volvieron a disputar la posesión del trofeo, para lo cual debieron efectuarse tres encuentros que resultaron los más reñidos e interesantes jugados en el país hasta esa fecha. Por primera vez se cobró entrada —50 centavos— y el producido de la venta de las mismas se destinó a obras de beneficencia.

El año anterior se jugó en Lomas el match final de esta Copa entre los mismos equipos. Después de los dos períodos reglamentarios, dos prolongaciones de 15 minutos, y otras dos de 10 minutos (en total 2 horas y 20 minutos), el Alumni venció a su fuerte rival por 2 goles a 1. Aquello fue sencillamente algo sin precedentes en el football argentino.

Y otro tanto cabe decir con respecto al match entre los mismos teams, que se jugó el 24 de agosto de 1902 en el field que la Sociedad Hípica Argentina tenía en Palermo frente al Hipódromo Argentino.
Localización del campo de la Sociedad Hípica Aagentina (ca. 1902).
Tribuna oficial de la Sociedad Hípica Argentina (ca. 1903).
Si el año anterior la victoria se decidió tras larga lucha a favor de uno de los bandos contendores, en este segundo caso, en igual tiempo y con un juego más vigoroso todavía, el resultado quedó indeciso pues ambos bandos se anotaron un gol a su favor.

El partido de desempate se efectuó en el mismo field el 16 de septiembre. Tras una lucha tenaz y reñida, y habiéndose jugado los 90 minutos reglamentarios más tres prolongaciones: una de 30 minutos, otra de 20 minutos y una tercera de 7 minutos, el partido tuvo que suspenderse por falta de luz cuando ambos teams contaban con un gol a su favor.

Fue pues necesario jugar otro partido el 28 de septiembre para definir el ganador del trofeo. El tiempo no se mostró propicio, ni mucho menos, al lucimiento del gran match. Tras dos empates honrosos para los bandos adversarios, se jugó por tercera vez en la cancha de la Sociedad Hípica Argentina. La lluvia que se desencadenó a la 1 de la tarde ahuyentó a gran número de aficionados. Con todo, la concurrencia fue bastante crecida y la cancha, a pesar de las amenazas del cielo, ofreció un aspecto animado, sino todo lo que la importancia del match merecía, lo suficiente para indicar el extraordinario interés que aquel había despertado.

Este encuentro no fue en realidad tan lucido como los dos anteriores. El entusiasmo de los jugadores fue el mismo que en aquellos mostraron, y demás está agregar que la lucha fue en extremo reñida. Pero contra todo esto estuvo el viento, un viento huracanado que al par que ocasionó abundantes goal-kicks, destruyó combinaciones hábilmente iniciadas. Tampoco en este tercer encuentro bastó el tiempo reglamentado para decidir la victoria, pero la contienda quedó resuelta tras una prolongación de 35 minutos.

La victoria correspondió al Rosario, que conquistó así el hermoso trofeo en una lucha memorable y en una forma asaz honrosa. Los cuadros formaron así:
Alumni: J. Mac Kechnie; C. C. Brown y W. Buchanan; A. Mack, C. Buchanan y E. Brown; J. Moore, S. Leonard, J. G. Brown, E. Moore y P. Dillon.
Rosario A. C.: T. Boardman; R. Le Bas y Jorge Middleton; F. Warner, E. Jewell y C. Parr; Alfredo Le Bas, H. Middleton, Alberto Le Bas, J. Parr y G. Toping.

El bando rosarino tenía a su favor el viento, que al iniciarse el partido soplaba con bastante fuerza. A pesar de esto los del Alumni avanzaron bien pronto hasta la línea de los backs, donde fueron rechazados. Rosario atacó a su vez, lo que también hicieron los alumnistas, pero los avances de los rosarinos adquirieron más peligro, sin que por ello consiguiesen vencer la defensa adversaria. Fue esta la característica del primer tiempo.

En el segundo, y no obstante que el viento favorecía a los de Alumni, los rosarinos llevaron su primer ataque que fracasó. Alumni se colocó en la ofensiva y sus ataques fueron apremiantes, consiguiendo un córner que tomó J. Moore, quien con admirable maestría alojó la pelota en la red, siendo este gol anulado por establecerlo así las reglas del juego. Siguieron los alumnistas hostigando a la defensa rosarina, y a los 15 minutos Leonard dirigió un tiro que Boardman rechazo débilmente, acto continuo Dillon dirigió un segundo tiro y marcó el primer gol. Al ser puesta en juego la pelota, J. Parr, Topping y A. Le Bas hicieron un avance brillante y llegaron a cinco metros del arco, logrando Mac Kechnie rechazar el tiro, pero la pelota tropezó en J. Parr y retrocedió para proporcionar a los rosarinos su primer tanto.

A pesar de los esfuerzos que realizaron los componentes de ambos teams para señalar un nuevo gol, no lo consiguieron, jugándose en consecuencia un nuevo período de 30 minutos. Tampoco en este período suplementario pudieron anotar nuevos goles, a no ser uno señalado por J. Moore al tomar un córner, en el cual otra vez introdujo directamente la pelota en el arco. Este tanto, al igual que el anterior, fue justamente anulado.

En vista de que subsistía el empate, y ante la perspectiva de un nuevo match, se decidió dar por terminado el encuentro en el instante en que se hiciese el tercer gol. Continuó pues la lucha reñida e interesante. A los cuatro minutos el Rosario consiguió hacer una corrida que finalizó con un tiro que Mac Kechnie rechazó, Alfredo Le Bas hizo entonces un pase para el centro, y J. Parr, a raíz de un certero puntapié, definió el costoso triunfo a favor de su team.

Así terminó este match, y mientras los aplausos de la concurrencia y las aclamaciones de los partidarios del cuadro vencedor se mezclaban con las hurras de los vencidos, J. Parr era llevado en triunfo. “Bien lo mereció por cierto —decía una crónica— ya que a él correspondió en gran parte el honor de haber definido una lucha de seis horas y treinta y dos minutos, divididas en tres encuentros memorables”.
Rosario Athletic, campeón de la Copa Competencia de 1902.
1903
Este año la Copa Competencia volvió a quedar en Buenos Aires, merced a la victoria de Alumni sobre Rosario (ambos equipos se encontraron en la final por tercera vez consecutiva). Rosario aseguró su lugar en la final al vencer a Quilmes A. C. por 2 goles a 0 en la Plaza Jewell. Por su parte, Alumni alcanzó esta instancia gracias a su victoria por 1 gol a 0 ante Nacional en el Gran Parque Central de Montevideo.
Nacional 0-1 Alumni (2 de agosto de 1903).
Esta fotografía fue aportada por @PabloKersevan.
La concurrencia que el 16 de agosto congregó el partido final en la cancha de la Sociedad Hípica Argentina fue tan numerosa como se esperaba. No menos de 4.000 personas rodearon por completo el field en compacta hilera, y con ello el juego se desarrolló en un ambiente de entusiasmo siempre en aumento, que le dio mayor animación.
Vista general del campo de la Sociedad Hípica durante la final de la Copa Competencia de 1903.
El match —que respondió a la expectativa que había despertado— dio comienzo a las 2.20 pm a las órdenes del referí R. W. Rudd. Los teams formaron como sigue:
Alumni: J. Mc Kechnie; Carlos Brown y W. Buchanan; A. A. Mack, C. Buchanan y Ernesto Brown; P. Dillon, J. Moore, Jorge Brown, S. U. Leonard y E. Moore.
Rosario A. C.: F. Boardman; R. Le Bas y H. Middleton; F. Warner, E. Jewell y C. Parr; Alfredo Le Bas, A. E. Wells, J. Parr, J. Topping y Alberto Le Bas.

En el primer tiempo Rosario obtuvo un puntapié libre a 20 metros de la valla contraria. Dado aquel, la pelota rebotó en Dillon y Middleton enfiló un magnífico tiro largo que Mc. Kechnie no detuvo, produciéndose el gol cuando habían transcurrido doce minutos de juego.
Primer gol de Rosario Athletic (16 de agosto de 1903)
Sólo cuatro minutos después obtuvo Alumni el tanto del empate. J. Moore hizo un espléndido pase a E. Moore desde el ángulo izquierdo del campo rosarino, y el segundo de los nombrados señaló el gol con un recio golpe de cabeza.

En la segunda parte el viento favoreció al Alumni, jugando Rosario con sol de frente. Los rosarinos llevaron a poco un magistral avance y C. Parr, dueño de la pelota a cinco metros de la valla de Alumni, envió sin ser molestado el tiro que proporcionó a su bando el segundo gol.

En los últimos minutos el quinteto de Alumni desarrolló un juego admirable, mantuvo la pelota en el campo adversario, y en uno de los pases al centro hecho en ocasión propicia Jorge Brown enfiló un tiro violentísimo que Boardman no pudo detener por completo y la pelota entró en la red. A lo largo del field el vocerío fue ensordecedor. La derrota de Alumni estaba evitada, siquiera fuese momentáneamente, y esto fue celebrado con aplausos y vítores que se prolongaron largo rato.

Terminado el tiempo reglamentario, se prolongó el match por espacio de media hora. Alumni atacó con el coraje que su último gol le infundía, y 45 segundos después de reanudado el match Eugenio Moore dirigió un violento tiro cruzado que, escapando a la acción de Boardman, señaló el tercer gol del Alumni.
Crónica de "Caras y Caretas" de la final de la Copa Competencia de 1903.
En definitiva, venció Alumni por tres goles a dos. Cuando el referí señaló el término del partido el público invadió la cancha, y en medio de entusiastas aclamaciones,los campeones fueron llevados en andas. El triunfo fue ciertamente bien merecido pero, aún después de haber presenciado cinco encuentros entre Alumni y Rosario, resultaba difícil proclamar la superioridad de alguno de ellos.
Alumni, campeón de la Copa Competencia de 1903.
1904
Desde 1900 —año de la institución de la Copa Competencia— hasta 1904, nunca los uruguayos vinieron a jugar la final de dicho trofeo. Pero este último año, cuando menos probabilidades podían tener debilitados casi todos su teams por la revolución que asolaba entonces el vecino país, el Peñarol venció en forma brillante por 4 goles a 1 a Lomas Athletic en la semifinal jugada en Paso del Molino, conquistando junto con su triunfo el derecho de disputar la final el trofeo. El otro finalista fue Rosario Athletc (en su quinta presencia consecutiva) que derrotó por 5 goles a 3 a Barracas Athletic en la Plaza Jewell.
Imagen de un partido sin identificar en el campo de Flores Athletic (ca. 1904)
El partido final de 1904 se jugó el 14 de agosto en el field del Flores Athletic Club (fue el último partido relevante jugado en este histórico campo de juego). Las perspectivas de la falta de comodidades en el field retrajo a muchos que, en mejores condiciones, habrían acudido a presenciar el match. Por otra parte, la tarde fría y húmeda, y el cielo plomizo amenazante de lluvia, hicieron que la concurrencia no fuese mayor de 1.200 personas. 
Equipo de Rosario Athletic que jugó la final de la Copa Competencia de 1903.
Esta fotografía fue aportada por @ImagenesRojas
El partido comenzó a las 2.40 pm a las órdenes del referí W. Leslie. Los teams así formaron:
Rosario A. C.: H. Dorming; R. W. O. Le Bas y M. O. Wells; H. Talbot, E. C. Jewell y C. Parr; A. E. Le Bas, A. O. LeBas, A. E. Wells, J. Parr y G. Topping.
Peñarol: J. Villalba; A. Camacho y W. Davies; J. Camacho, L. Mazzulo y C. Camacho; J. Pena, E. Mañana, W. Matheson, E. H. Acevedo y A. E. Acevedo.
Equipo de Peñarol que jugó la final de la Copa Competencia de 1903.
Esta fotografía fue aportada por @ImagenesRojas 

El match final de 1904 resultó una lucha sportiva de primer orden. Primó el juego impetuoso, aún cuando ambas líneas de forwards combinaron bastante bien.
Rosario Athletic 3-2 Peñarol (14 de agosto de 1904).
Habían transcurrido 10 minutos del primer tiempo cuando Villalba abandonó su puesto para rechazar la pelota, que pasó de Parr a Le Bas, y éste mediante un tiro débil señaló el gol. El primer período finalizó sin que se alterase ese score. 
Rosario Athletic 3-2 Peñarol (14 de agosto de 1904).
A las 3.45 pm se reanudó el match, favoreciendo entonces el viento a los rosarinos. Aniceto Camacho emprendió a los 20 minutos una brillantísima corrida. Wells trató de detener al atacante cerca del arco, pero lo hizo valiéndose de un foul. El referí otorgó el puntapié penal correspondiente y Pena, encargado de dirigirlo, hizo el tanto del empate con que terminó el partido.
Rosario Athletic 3-2 Peñarol (14 de agosto de 1904).
Se jugó entonces media hora suplementaria. En la primer parte de la prolongación el Peñarol tuvo a su favor el viento y atacó, aunque sin pasar a los backs contrarios. En cambio, a los 5 minutos y tras un pase de Parr, Wells enfiló un tiro; Villalba quiso rechazar la pelota pero erró el puntapié y aquella franqueó la valla.

En la segunda parte de la prórroga el juego se mantuvo indeciso por largo rato. Luego, el Rosario tomó decididamente la ofensiva y Topping (en posición offside) y R. Le Bas dirigieron tiros que fueron detenidos por Villalba. En el segundo tiro, y así que la dejó Villalba, Topping tomó la pelota y se la pasó a Alberto Le Bas, quien marcó el tercer gol del Rosario.

Faltaban cinco minutos de juego. La derrota de Peñarol era segura. No obstante, los uruguayos hicieron lo posible por evitarla y atacaron con ímpetu. De esta suerte, A. Camacho, quien había pasado a jugar en la línea de forwards, enfiló el mejor tiro del día que le valió al Peñarol el segundo gol. La resistencia opuesta por los rosarinos en el tiempo que faltaba fue eficaz y al cabo el resultado final, saludado con grandes aplausos para vencedores y vencidos, fue el siguiente: Rosario 3, Peñarol 2.
Rosario Athletic, campeón de la Copa Competencia de 1904.
Parados: R. Le Bas, H. Dorming, G. Middleton y E. Jewell.
Sentados: C. Parr, Alfredo Le Bas, H. Wells y H. Talbot.
Cuclillas: Alberto Le Bas, J. Parr y J. Topping.
1905
En 1905 los aficionados argentinos y uruguayos concentraron todos su anhelos y todas sus esperanzas en la final de la Copa de Competencia, que había colocado otra vez frente a frente a Peñarol y Rosario Athletic. Peñarol accedió a la final al derrotar en Montevideo a Alumni por 1 gol a 0. En cambio Rosario Athletic logró el pase a su sexta final consecutiva al vencer por 3 goles a 0 a Belgrano Athletic en su reducto de la Plaza Jewell.
Afiche que anunciaba la final de la Copa Competencia de 1905.
El partido final de 1905 se jugó el 3 de septiembre en el field de la Sociedad Sportiva Argentina en Palermo. No obstante la hora desusada en que comenzó el match, se congregó una concurrencia sino muy numerosa al iniciar el juego, crecidísima al comenzar el segundo período. A la 1.10 pm y bajo las órdenes del referí Guillermo Jordán, los bandos se alistaron en esta forma:
Rosario A. C.: E. S. Knight; R. O. Le Bas y G. Middleton; H. Talbot, M. O. Wells y K. Middleton; E. O. Le Bas, A. O. Le Bas, J. Parr, G. Roberts y W. Stokes.
Peñarol: F. Carbone; A. Irizarri y W. Davies; L. Carbone, Mazzulo y C. Camacho; J. Pena, H. Acevedo, A. Camacho, E. Mañana y P. Zibecchi.

Aniceto Camacho puso en juego la pelota, pero el ataque de los rosarinos, recio y persistente, no se hizo esperar. A los 8 minutos E. Le Bas hizo un tiro, rechazó la pelota Carbone, y tomándola inmediatamente Wells dirigió desde unos diez metros un shot que valió al Rosario el primer gol. Poco después este equipo obtuvo el segundo tanto. De lejos ensayó Parr un tiro, pero pegó mal el puntapié y la pelota fue hacia un costado del field. La tomó entonces R. O. Le Bas, corrió con ella, y desde el ángulo izquierdo del campo del Peñarol envió un centro tan matemático que la pelota cayó rozando el arco. Carbone la desvió algo, pero al caer la empujó Parr con el pecho y la echó en la red. En un avance de Peñarol, al hallarse a cinco metros del arco, Pena hizo un pase hacia atrás a Camacho y éste, sin tener delante de él más que al guardavalla, coronó el ataque dando a su bando el primer gol.

En la segunda parte, a los 12 minutos se produjo el empate. Knight rechazó algo la pelota pero, tomándola Ceferino Camacho con la cabeza, la alojó en la red. Un nuevo gol se produjo solo dos minutos más tarde, cuando en un avance de Peñarol G. Middleton erró en parte el puntapié con quiso rechazar la pelota. Pasó esta frente al arco, la tomó Zibecchi, y desde cerca dirigió un shot bajo que Knight detuvo pero dejó escapar al gol.

Pareció que el match estaba decidido. Peñarol seguía jugando con más entusiasmo que nunca, especialmente en su línea de defensa. Pero no perdió el ánimo Rosario, y a los 18 minutos, al rechazar un centro de E. Le Bas, Mazzulo incurrió en hands cerca de su arco. Hubo un momento de emoción intensa cuando el referí concedió a los rosarinos el puntapié penal que les correspondía, emoción que se tradujo en grandes aplausos cuando Wells, tomando el penalti con precisión inmejorable, batió completamente a Carbone. Al expirar el tiempo reglamentario el score señalaba: Rosario 3, Peñarol 3.

En vista del empate fue preciso prolongar el match por dos períodos de 30 minutos. A. Camacho puso en juego la pelota, y rápidamente la llevaron los uruguayos a inmediaciones del arco contrario. Allí Pena dirigió una shot bajo que fue detenido por Knight, quien se vio acometido por los forwards atacantes, uno de los cuales, agarrándolo de manera bien visible, le hizo perder el equilibrio. En tales circunstancias Knight perdió la pelota, que otro jugador de Peñarol tomó y envió a la red. Pero el gol fue anulado, por cuanto el foul del que había sido víctima el guardavalla rosarino invalidaba la jugada. La anulación de ese gol originó protestas, pero cesaron pronto y el match fue reanudado.

Entonces, habiendo transcurrido apenas dos minutos de la prolongación, Stocks se posesionó de la pelota, corrió solo, y esquivando a cuantos le salieron al paso enfiló de cerca un shot violentísimo merced al cual la pelota pegó en la parte inferior del travesaño del arco, picó en el suelo y fue rechazada por Carbone. El señor Jordán ordenó la suspensión del juego concediendo un gol al Rosario, ante lo cual el Peñarol protestó retirándose del campo de juego, a tiempo que una parte del público partidario de los uruguayos invadía el field. En el pabellón se invitó al capitán de Peñarol a que terminase el match bajo protesta por ese gol si así lo deseaba, y los jugadores volvieron al field para retirarse luego definitivamente.
Crónica de "Caras y Caretas" de la final de la Copa Competencia de 1905.
Finalmemte el match se dio por terminado según el fallo del árbitro, cuando el score asignaba al Rosario 4 goles y al Peñarol 3. Ya se ha dicho que el cuarto gol de Rosario fue protestado por los hombres del Peñarol. Según se sostuvo en aquella oportunidad al declarar válido el tanto, la pelota había picado en el suelo detrás de la línea de gol, y al levantarse la rechazó Carbone.

El encuentro resultó lucidísimo, aun cuando uno y otro team emplearon una táctica distinta. El Rosario hizo un juego abierto y los halves se preocuparon en demasía del apoyo a sus propios delanteros, con gran inconveniente en muchos casos. Los backs del Peñarol jugaron admirablemente, y otro tanto se dijo del quinteto de ataque.
Rosario Athletic, campeón de la Copa Competencia de 1905.
1906
Este año el partido final de la Copa Competencia no fue como los dos años anteriores un partido internacional, ni tampoco un encuentro entre cuadros que llevasen al field la representación del football de dos regiones de nuestro país. Fue, simplemente, un match entre dos teams porteños que en el desarrollo del importante concurso habían ganado en buena ley el honor de disputar el trofeo. Esta circunstancia, lejos de amenguar el interés que había despertado la lucha, lo aumentó, pues Alumni y Belgrano mantenían entonces una rivalidad grande pero caballeresca.

Belgrano Athletic alcanzó la instancia final luego de vencer por 5 goles a 2 a Rosario Central en condición de visitante. Alumni obtuvo el derecho de jugar la final al derrotar por 2 goles a 0 al Montevideo Wanderers en un partido jugado en el Gran Parque Central

El partido final de 1906 se jugó el 30 de agosto en el field del Quilmes A. C., al que acudió una numerosa cantidad de aficionados.
Imagen de un partido de Alumni en la cancha de Quilmes (ca. 1908).
A las 3.10 pm, y al llamamiento del referí Guillermo Jordán, los teams se alistaron de esta forma:
Alumni: J. B. Laforia; J. G. Brown y J. D. Brown; A. A. Mack, C. F. Buchanan y P. B. Browne; G. E. Weiss, Alfredo Brown, Eliseo Brown, C. Lett y Ernesto Brown.
Belgrano: H. Doming; W. W. Gordon y W. Buchanan; C. E. Dickinson, H. M. Grant y G. N. Dickinson; A. H. Forrester, H. T. Ratcliff, C. H. Whaley, R. Singers y W. Stocks.

A los 10 minutos Alumni consiguió abrir el score. Eliseo Brown enfiló un tiro que Walter Buchanan interceptó a tiempo; Mack repitió la tentativa, que fue malograda por Doming. Volvió a salvar Buchanan a su arco deteniendo un tiro de Weiss, pero inmediatamente después de esto Alfredo Brown arremetió y dio fin al impresionante tiroteo señalando desde cerca el primer gol. Dos minutos después Alfredo Brown marcó el segundo tanto, con un fuerte tiro alto dirigido desde unos 30 metros. Más tarde Browne envió desde lejos un buen tiro; lo detuvo Doming, pero la pelota se le escapó de las manos y entonces arremetió Eliseo Brown señalando el tercer gol. El arco de Belgrano volvió a caer nuevamente a los 32 minutos. Weiss encabezó el avance con un pase a Alfredo Brown, quien facilitó la pelota a su hermano Eliseo, y éste arremetió para dirigir desde cerca un tiro que dio el éxito buscado. Al llegar el intervalo, Alumni había señalado 4 goles y 0 el Belgrano.

Al comenzar el segundo período se notó en la filas del Belgrano una visible reacción, pero a los 14 minutos Eliseo Brown embistió al guardavalla que había detenido un tiro de Weiss y le hizo franquear la entrada conjuntamente con la pelota. A los 18 minutos el score aumentó. Con gran derroche de combinaciones los forwards de Alumni mantenían por unos segundos el juego frente al arco rival, hasta que Alfredo Brown dirigió el tiro. La pelota pegó en Edgard Dickinson y se desvió, anulando la acción de Doming. Dos minutos después se vio el más bello de los ataques efectuados en el match. Eliseo Brown tomó la pelota en el centro del field, y tras un breve avance se la pasó a Lett; de éste fue a Ernesto Brown, quien corrió hasta hacer el centro. Eliseo Brown arremetió, y sin que en el avance hubiese tocado la pelota uno solo de los hombres del Belgrano, aquel marcó el gol. A los 22 minutos se produjo el octavo gol, señalado por Alfredo Brown desde cerca, al final de un rush a base de buen dribbling. El noveno llegó a los 35 minutos, hecho por Ernesto Brown merced a un violento tiro cruzado. El último tanto del Alumi lo obtuvo Eliseo Brown al tomar un oportuno pase de su hermano Alfredo. El Belgrano pareció concretar sus esperanzas a la obtención de un tanto, y lo consiguió a dos minutos del final. Corrió Stocks por el ala e hizo un centro magnífico. Whaley, que lo esperaba frente a Laforia, recibió la pelota con la cabeza y señaló el gol en gran estilo. El partido terminó pues con este resultado: Alumni 10, Belgrano 1.

El partido fue memorable. Es uno de los matches que todavía se recuerda por tratarse de una de las más sonadas derrotas del campeón de liga de 1908. El score —todo un record— estuvo en perfecta armonía con el desarrollo del encuentro. En 20 minutos Alumni marcó tres goles. Eran realmente avasalladores sus ataques. La mayoría de los tantos de Alumni fueron el fruto de movimientos brillantísimos, ante los cuales sin duda habría sucumbido cualquier otro de los teams del Plata. La línea de ataque jugo en forma acertadísima. El shooting fue certero como nunca. Al terminar el partido, el Dr. Ricardo C. Aldao, presidente del Cub de Gimnasia y Esgrima, a quien acompañaba el presidente de la Asociación Argentina de Football, Florencio Martínez de Hoz, entregó el trofeo pronunciando con ese motivo breves palabras. Después, en medio de una calurosa ovación, Jorge Brown recibió la Copa que, rebosante de champaña, circuló entre los presentes.
Alumni, campeón de la Copa Competencia de 1906.
1907
A partir de esta temporada las series argentina y uruguaya de la Copa Competencia se jugaron por separado, enfrentándose en la final los ganadores de cada una de ellas. En 1907 se volvieron a encontrar dos antiguos rivales del Río de la Plata: Peñarol y Alumni. La actuación del Peñarol entre los primeros teams de la vecina república, así como la de Alumni entre nosotros, hizo suponer que el encuentro entre ambos sería reñido e interesante.

Tan atrayentes promesas no podían sino despertar un interés sin límites entre los aficionados, interés que probó con amplitud la enorme cantidad de concurrentes al match. No menos de 7.000 personas acudieron el 29 de septiembre al field del Ferro Carril Oeste en el Caballito, y demás está decir que ante tal número todo resultó pequeño.
Tribuna oficial de Ferro Carril Oeste (ca. 1908)
El conjunto no podía ser más hermoso. Un ambiente de animación y entusiasmo dominaba de uno a otro extremo del field, y el bullicioso vocerío, tan peculiar en estos festivales al aire libre, no se extinguió un solo instante, así como los aplausos y explosiones de entusiasmo en cada caso que los jugadores, ya de uno como de otro bando, realizaban un buen esfuerzo. Fue realmente un hermoso partido y también una lucida reunión deportiva.
Equipo de Alumni que jugó la final de la Copa Competencia de 1907.
A las órdenes del referí S. F. Butterfield, los teams se alistaron como sigue:
Alumni: W. A. Campbell; J. G. Brown y J. D. Brown; C. R. Ross, C. A. Lett y A. O. Jacobs; G. E. Weiss, Alfredo Brown; Ernesto Brown, Eliseo Brown y J. H. Lawrie.
Peñarol: L. Crossley; A. Irizarri y M. Devincenzi; J. Manito, L. Mazucco y C. Camacho; E. Pintos, A. Manito, A. Camacho, A. Mañana y P. Zibecchi.
Equipo de Peñarol que jugó la final de la Copa Competencia de 1907.
Los capitanes y el referí (29 de septiembre de 1907).
Ocho minutos habían transcurrido desde el comienzo del match cuando A. Manuto, corriéndose por el wing, se acercó al límite del campo de Alumni, desde donde dirigió un centro débil. Salió Campbell a detenerlo pero, obstaculizado por Mañana, la pelota prosiguió su marcha sumamente lenta hasta pegar en el poste izquierdo que la desvió dirigiéndola hacia la red. Ni los jugadores de Alumni, ni varios de los del Peñarol que se hallaban cerca intervinieron, pues nadie creyó que el gol se produjera.
Pocos minutos transcurrieron para que las posiciones se igualasen, pues a los 13 minutos Weiss marcó un espléndido centro que originó un serio peloteo ante el arco de Peñarol; intervino Alfredo Brown, y sin vacilar dirigió la pelota por el ángulo derecho dando al Alumni el primer gol.
En el segundo período Alumni jugó tan solo con 10 hombres, y aún cuando pareció que esto lo debilitaría los resultados demostraron lo contrario. El capitán de Peñarol ofreció llenar la vacante demandada por Ernesto Brown con un suplente cuando aquel se retiró del field, pero este caballeresco ofrecimiento no fue aceptado.
Alumni se mantuvo casi constantemente en el ataque, y a los 9 minutos Weiss tomó un córner cayendo la pelota delante del arco de Peñarol; Crossley la rechazó pero, posesionándose de ella, Juan Brown se la pasó a Alfredo Brown quien luego de esquivar a tres contrarios llegó a cinco metros de la red y marcó el segundo gol para Alumni con un shot cruzado y rasante.

Circunscripto más tarde el juego ante el arco uruguayo, Eliseo Brown consiguió acercarse a él. Rechazó el avance Irrizarri, pero al tomar la pelota Lawrie se corrió al extremo izquierdo para dirigir un centro algo abierto. Lo tomó el mismo Eliseo Brown, y tras salvar a tres adversarios llegó a unos cuantos metros del arco uruguayo, y con un tiro corto pero veloz dio a su bando el tercer y último gol a los 36 minutos de juego. El tiempo reglamentario finalizó sin que las posiciones sufriesen nuevos cambios.
Crónica de "Caras y Caretas· de la final de la Copa Competencias de 1907
Alumni 3-1 Peñarol (29 de septiembre de 1907).
Alumni 3-1 Peñarol (29 de septiembre de 1907).
Alumni primó en el ataque. Los jugadores uruguayos demostraron ser veloces y poseer buena combinación, si bien destacose más eficaz y enérgica su línea de ataque que de defensa. En conjunto, fue un team fuerte que no desmayó un solo instante. Alumni, por su parte, jugó con grandes bríos, y difícil habría sido señalar un punto débil, descartado el jugador que abandonó el field.
Alumni, campeón de la Copa Competencia en 1907.
1908
La final de 1908 la disputaron Alumni y Wanderers de Montevideo el 6 de septiembre en el field del Belgrano A. C. ubicado en Virrey del Pino y Superí.
Tribuna oficial del Belgrano Athletic Club (6 de septiembre de 1908).
La oportunidad dio margen a una de esas magníficas fiestas sportivas en las que se resumen muchos entusiasmos y muchos anhelos reveladores de una sana tendencia: la popularización del deporte al aire libre. Asistieron a presenciar el partido aproximadamente 7.000 personas y los equipos así formaron:
Alumni: J. J. Murphy; J. G. Brown y J. D. Brown; P. B. Browne, C. J. Buchanan y E. A. Brown; G. E. Weiss, A. C. Brown; A. P. Watson Hutton, Eliseo Brown y J. H. Lawrie.
Wanderers: C. Saporiti; M. Apesteguy y J. C. Bertone; L. Piñeyro Carve, F. Branda y A. Parravicini; J. Raymonda, D. Rebagliatti, H. Gallinal, A. Zumarán y R. Marquisio.
Equipo de Wanderers que jugó la final de la Copa Competencia en 1908.
A los 6 minutos, en un córner tomado por Ernesto Brown con bastante ajuste, Bertone, en su afán de rechazar la pelota, la echó en su propia red.
Alumni 4-0 Wanderers (6 de septiembre de 1908).
Cuatro minutos más tarde, después de un throw-in, Alfredo Brown, quien se había corrido hacia la izquierda, recibió la pelota, pasó a Apesteguy y desde lejos enfiló un tiro excelente que dejó a Saporiti sin ninguna posibilidad de defensa.
Alumni 4-0 Wanderers (6 de septiembre de 1908).
Cuando habían transcurrido 15 minutos del segundo período Weiss corrió hacia el ángulo de la cancha, desde donde hizo un pase a Alfredo Brown. El tiro de éste, fuerte y bien dirigido, dio origen al nuevo gol. A los 20 minutos Alfredo Brown obtuvo la pelota de un rechazo de Saporiti en un córner y señaló el cuarto y último tanto de Alumni.
Crónica de "Caras y Caretas" de la final de la Copa Competencia de 1908.
El match sólo fue mediocre. Saporiti y Juan Carlos Bertone brillaron en la defensa, pero donde el cuadro fracasó fue en el ataque. Alumni demostró una superioridad bien acentuada.
Alumni, campéon de la Copa Competencia de 1908.
1909
Este año volvieron a clasificarse para la final los antiguos rivales: Alumni y Peñarol. El match se jugó el 5 de septiembre en el field del Club de Gimnasia y Esgrima en Palermo. Como ese día llovió torrencialmente hasta pocas horas antes de iniciarse la lucha, el público fue muy escaso pues se pensó que el match se suspendería. No ocurrió así, sin embargo, y el partido se llevó a cabo.
Tribuna oficial del Club de Gimnasia y Esgrima (ca. 1909)
Tribuna popular del Club de Gimnasia y Esgrima debajo del viaducto del ferrocarril (ca. 1909)
Poco después de las 2.20 pm y a las órdenes del referí Mariano Reyna, los teams se alistaron en esta forma
Alumni: A. G. Scholefield; J. G. Brown y J. D. Brown; P. B. Browne, E. A. Brown y A. G. Jacobs; G. E. Weiss, A. C. Brown, A. P. Watson Hutton, Eliseo Brown y J. H. Lawrie.
Peñarol: L. Crossley; J. Laguzzi y E. Pintos; G. Manito, J. Harley y A. Betucci; J. Piendibene, F. Canavesi, A. Manito, C. Scarone y P. Zibecchi.

Alumni inició el juego y sus hombres no tardaron en demostrar su mayor facilidad para desempeñarse en un field barroso, y así, a los 18 minutos, Eliseo Brown consiguió al pelota a unos 40 metros del arco y emprendió un veloz avance individual. Al llegar a 25 metros de la valla hizo un tiro que Crossley no detuvo y los locales se hallaron con ventaja. Después de otorgar el referí un puntapié libre a favor de Alumni sobrevino una disputa entre el juez y los jugadores uruguayos, quienes discutieron algunos instantes. Prosiguió luego la lucha y el cuadro uruguayo actuó desde entonces con diez hombres, pues el referí ordenó el retiro de un jugador visitante por considerar que había incurrido en faltas de disciplina. A los 40 minutos Weiss hizo un centro; tomándolo Watson Hutton dirigió un tiro que fue interceptado por Pintos y recibiendo la pelota del rechazo Alfredo Brown marcó el segundo gol. Tres minutos más tarde Weiss dirigió otro centro bastante ceñido a la línea del arco uruguayo y Eliseo Brown, que estaba a tres o cuatro metros de este, batió de nuevo a Crossley.

En el segundo período, cuando faltaba poco para que terminase el encuentro, Eliseo Brown señaló el cuarto y último gol de Alumni, cuyo triunfo en definitiva se produjo por 4 goles a 0.

Esta fue una de las peores finales en cuanto al juego se refiere, sobretodo por las condiciones en que se efectuó. La cancha del Club de Gimnasia y Esgrima no podía estar en más deplorable estado. Diluviaba antes de iniciarse la lucha y los teams tuvieron que actuar poco menos que en un lodazal.
Alumni, campeón de la Copa Competencia de 1909.
1910
Este año se clasificaron para intervenir en la final Peñarol y Estudiantes, efectuándose el match el 8 de agosto en el field del Club de Gimnasia y Esgrima en Palermo, que había sido completamente remodelado para albergar durante julio los partidos del torneo del Centenario de la Revolución de Mayo.
Tribuna oficial del Club de Gimnasia y Esgrima (ca. 1910).
Tribuna popular techada del Club de Gimnasia y Esgrima (ca. 1910).
Debido a la lluvia la cancha no se encontraba en buenas condiciones, y como al poco tiempo de iniciarse el segundo período volviese a desencadenarse el aguacero, se suspendió el encuentro.
Equipo de Estudiantes que jugó la final de la Copa Competencia de 1910 (8 de agosto).
Los teams, a las órdenes del referí Héctor Alfano, así formaron:
Estudiantes: E. Rojo; A. Harris y R. Lennie; C. Rossi, S. Parkinson y A. Longhi; J. Susán, F. Broggi, M. Susán, A. Maiztegui y J. Luperne.
Peñarol: L. Crossley; E. Pintos y J. Laguzzi; A. Bettucci, J. Harley y J. Ronzoni; S. Canavesi, L. Quaglia, J. Piendibene, C. Scarone y P. Zibecchi.
Equipo de Peñarol que jugó la final de la Copa Competencia de 1910 (8 de agosto).
Cuando apenas habían transcurrido 35 segundos, M. Susán señaló el primer gol con un tiro largo, marcando el mismo jugador el segundo a los 5 minutos de juego. El team visitante descontó esa ventaja a los 42 minutos por intermedio de Zibecchi, terminando poco después el primer período. El empate se produjo a los 12 minutos del segundo período, merced a un tiro de Zibecchi.

Como lloviese en forma torrencial después de ese tanto, el referí, de acuerdo con ambos capitanes, suspendió el encuentro pues era imposible continuar jugando
Crónica de "Caras y Caretas" de la final de la Copa Competencia de 1910.
Se decidió que el nuevo match se disputase el 21 de agosto pero, como a raíz del match por la Copa Lipton efectuado el 15 de ese mes en Montevideo se interrumpieron las relaciones entre la Liga Uruguaya y la Asociación Argentina, en 1910 la Copa Competencia no fue adjudicada a ningún club.

1911
La final de 1911 la disputaron San Isidro y Wanderers el 1º de octubre de 1911 en el field del Club de Gimnasia y Esgrima en Palermo. Los teams se alistaron en esta forma:
San Isidro: C. T. Wilson; J. Bello y A. Olivari; J. Sitdson, J. Goodfellow y M. Malbrán; E. Fernández, R. Malbrán, J. Rossi, R. Hulme y A. R. Meira.
Wanderers: C. Saporiti; Martín Apesteguy y Miguel Apesteguy; L. Altamirano, A. Rébori y A. López; R. Bastos, C. Bastos, A. Zumarán, A. Costa y C. Riss.

Se inició el match con bríos por ambas partes y a los 38 minutos el cuadro visitante obtuvo su primer gol. Ante un avance del ala izquierda, Wilson abandonó su arco alejando la pelota a regular distancia. La consiguió Rébori, y cuando la valla sanisidrense se hablaba completamente desguarnecida tiró. El arquero, que recién llegaba a ocupar su puesto, no pudo retener la pelota que iba alta y el gol se produjo. Terminó el primer período sin que el score experimentara ninguna variante.

En la segunda parte consiguieron los visitantes su segundo gol a los 34 minutos. R. Bastos después de esquivar a M. Malbrán y A. Olivari hizo un centro, que Costa aprovechó sin pérdida de tiempo para vencer nuevamente a Wilson. El resultado del partido fue en consecuencia: Wanderers 2, San Isidro 0. Fue la primera vez que un equipo uruguayo obtuvo la Copa Competencia.

El resultado correspondió indudablemente al mejor cuadro pues, mientras el Wanderers se distinguió por la homogeneidad de sus líneas, el equipo local tuvo su punto débil en el quinteto delantero, que careció del entendimiento necesario para luchar contra una defensa fuerte.
Wanderers, campeón de la Copa Competencia de 1911.
1912
El prestigio que siempre rodeó a los partidos por la final de la Copa Competencia, y que en otras temporadas motivaron matches inolvidables, hizo que un publico numeroso concurriese el 17 de noviembre a la cancha de Racing para presenciar el encuentro entre San Isidro y Nacional.
Tribunas oficiales del estadio de Racing (ca. 1912).
Se jugó en Avellaneda pues al haberse escindido la Federación Argentina de Football bajo la tutela del Club de Gimnasia y Esgrima, el field de Palermo ya no estaba disponible para la Asociación Argentina. Formaron los teams de esta manera:
San Isidro: C. T. Wilson; J. Bello y A. Olivari; J. Goodfellow, J. Morroni y J. Rossi; E. Fernández, J. Fernández, A. Costas, R. L. Hulme y A. R. Meira.
Nacional: S. Demarchi; F. Castelino y A. Foglino; A. Landoni, A. Porte y J. Vanzino; E. Peppo, L. Gerla, P. Dacal, R. Vallarino y A. Lista.

A los 12 minutos San Isidro se adjudicó el gol que le dio la victoria. Al rechazar Foglino un tiro largo, Costas, que corría por el centro de la cancha recibió de rebote la pelota, y en un oportuno avance con un tiro bajo y cruzado dirigido desde 6 metros venció al guardavalla.

Las alternativas de un cuadro que se defiende con brío, y otro que procura imponerse, caracterizaron la mayor parte del segundo período. Transcurridos 32 minutos Morroni despojó a Dacal de la pelota, y aproximándose al arco se produjo un entrevero. Porte incurrió en hands en el área penal y el puntapié libre fue acordado. Sin embargo, Costas elevó el tiro. El resultado final fue el siguiente: San Isidro 1, Nacional 0. El partido sólo fue regular, pues ambos cuadros tuvieron fallas manifiestas.
San Isidro. campeón de la Copa Competencia de 1912.
1913
En la temporada de 1913 la final de la Copa Competencia se volvió a jugar en la cancha de Racing en Avellaneda, y entre los mismos clubes que la habían disputado el año anterior.
Nacional 1-0 San Isidro (29 de octubre de 1913).
El partido se jugó el 29 de octubre y los equipos formaron como se indica a continuación:
San Isidro: C. T. Wilson; J. Iriarte y J. Bello; J. Goodfellow, J. Morroni y A. Olivari; E. Fernández, J. Rossi, Spocok, R. L. Hulme y A. R. Meira.
Nacional: S. Demarchi; F. Castelino y F. Crocker; A. Landoni, A. Porte y A. Foglino; M. Lázaro, L. Gorla, P. Dacal, R. Vallarino y J. M. Seoane.

Se llevaban jugados 37 minutos del primer tiempo cuando Gorla hizo un tiro que desvió Wilson, y tomando la pelota Seoane señaló el único gol del partido merced al cual el triunfo correspondió a los visitantes.
Nacional 1-0 San Isidro (29 de octubre de 1913).
Ambos cuadros evidenciaron mayor eficacia en la defensa que en el ataque. Abdón Porte jugó magníficamente en este partido.
Club Nacional de Football, campeón de la Copa Competencoa de 1913.
1914
En 1914 llegaron a la final dos equipos que por primera vez habían avanzado hasta la instancia definitoria: el Bristol uruguayo y el River Plate argentino, que en la semifinal doméstica derrotó a Racing, el campeón de liga vigente.

El match final se jugó el 20 de diciembre en el field de Ferro Carril Oeste en el Caballito. Los equipos se alistaron de esta forma:
River Plate: C. Isola; A. Chiappe y A. Lanata; C. Peruzzi, C. García y A. Elli; R. Fraga Patrao, A. Penney, J. Giannetto, A. Martín y A. Sevesi.
Bristol: M. Magariños; M. Apesteguy y M. Marenco; J. G. Pacheco, E. Bertone y J. Zuazú; C. Pereira, E. Castillo, J. Barriola, E. Chiesa y O. Pérez.

A los 35 minutos Fraga Patrao hizo un centro que Marenco no alcanzó a interceptar, dando ocasión a Giannetto para marcar el único tanto válido del match. Sevesi también convirtió un gol en el segundo tiempo, pero fue anulado por offside. Por eso River Plate anotó su nombre entre los vencedores de la Copa, merced a este triunfo obtenido mediante 1 gol a 0.
River Plate, campéon de la Copa Competencia de 1914.
1915
Porteño y Nacional —clubes vinculados por una tradicional amistad deportiva— jugaron la final de 1915 el 31 de octubre en el field del Club de Gimnasia y Esgrima en Palermo (que luego de la reunificación de la Asociación con la Federación volvió a ser la sede de este clásico partido). No menos de 8.000 personas presenciaron el encuentro. El interés despertado se explicaba en gran parte por la actuación de Porteño, que había conseguido vencer a Racing en la semifinal argentina.
Equipo de Porteño que jugó la final de la Copa Competencia de 1915.
Los teams, a las órdenes del referí Hugo Gondra, se alistaron de esta forma:
Porteño: J. J. Rithner; R. González Escarrá y O. Beltrame; J. Ayala, E. Uslenghi y V. Abadia; E. Galup Lanús, C. Izaguirre, A. Piaggio, M. Garat y M. Genoud.
Nacional: S. Demarchi; F. Castelino y A. Foglino; P. Olivari, A. Porte y J. Vanzzino; P. Somma, P. Dacal, A. Romano, C. Scarone y J. Brachi.
Equipo de Nacional que jugó la final de la Copa Competencia de 1915.
A los 30 minutos Scarone dirigió un tiro y la pelota pegó en el travesaño, rebotando al field, Rithner no puedo alejarla y entonces arremetió Dacal señalando el gol. No tardó en producirse el segundo tanto. Habían transcurrido 34 minutos cuando Somma envió un centro; lo recibió Scarone quien con un tiro corto venció al guardavalla. El resultado del primer período, 2 goles a 0 a favor de Nacional, fue el score del match pues en la segunda parte las posiciones no se modificaron.

Nacional mereció vencer, desde luego, porque en conjunto accionó mejor que su rival. Su quinteto delantero combinó bien y la defensa fue segura. En cambio, la línea de forwards de Porteño careció de homogeneidad y su defensa, si se exceptúa a Uslenghi que flaqueó algo, actuó con acierto.
Club Nacional de Football, campeón de la Copa Competencia de 1915.
Esta fotografía fue aportada por @PabloKersevan
1916
La final de 1916 se disputó el 24 de diciembre en el field de Racing en Avellaneda. Tratándose de un match importante en el que intervenían dos equipos de reconocidos méritos —Rosario Central y Peñarol— acudió a presenciarlo un público bastante numeroso.
Equipo de Rosario Central que jugó la final de Copa Competencia en 1916 (24 de diciembre).
Poco antes de las 4 de la tarde los teams se alienaron en esta forma:
Rosario Central: G. Niblo; Z. Díaz y I. Rotta; E. Rigotti, E. Blanco y J. Perazzo; A. Blanco, A. Laiolo, H. Hayes, E. Hayes y E. Ramírez.
Peñarol: R. Chery; S. Rímolo y M. Varela; J. Pacheco, J. Harley y B. Savio; J. Pérez, M. Viola, J. Piendibene, I. Gradín y A. Cámpolo.

A pesar del empeño de la defensa rosarina, no tardó en producirse el primer gol del Peñarol. Habían transcurrido sólo 6 minutos y Piendibene, que corriera por el centro del field, cruzó la pelota a la derecha. Pérez, que se encontraba bien colocado, pudo avanzar sin ningún inconveniente, y cerca ya de la línea del córner hizo el centro. Piendibene alcanzó a cabecear la pelota y ésta, después de pegar en uno de los postes, franqueó la entrada. Nada hacía pensar en un nuevo éxito del cuadro uruguayo, sin embargo, a los 28 minutos Piendibene anotó el segundo gol motivado por una indecisión de la defensa. Esta vez fue también Pérez quien hizo el centro y Piendibene, con un golpe de cabeza, anotó el tanto a pesar de los esfuerzos de Niblo por detener la pelota. No se marcaron más goles en esta parte.
Peñarol 3-0 Rosario Central (24 de diciembre de 1916).
Cuando el quinteto rosarino reinició el juego en el segundo período, se notó gran empuje en sus avances y quedó evidenciado ampliamente el poder del cuadro. Se llevaban jugados 32 minutos cuando Piendibene señaló el último tanto del Peñarol. Después de esquivar varios contrarios, el centro forward tiró al arco. Perazzo quiso desviar la pelota, pero tuvo mala suerte y la impulsó hacia su propia valla. El resultado del encuentro fue: Peñarol 3, Rosario Central 0.

Muchas veces ocurre que el score de un match, aún cuando el numero de goles sea crecido, no expresa en realidad el justo valor de la actuación de los cuadros en lucha. En ocasiones, el total de tantos obtenido por el vencedor indica una superioridad que no ha existido en el field. Tal aconteció en este match. Desde luego no puede negarse que el Peñarol jugó mejor que su adversario, pero fue igualmente indudable que su superioridad estuvo lejos de ser reflejada fielmente por los tres goles de ventaja que obtuvo al final. Rosario Central actuó con una mala suerte a toda prueba, revelada en múltiples ocasiones en las cuales sólo la casualidad evitó más de un contrate a los visitantes. En ningún momento Peñarol ejerció un dominio acentuado, ni asedió la valla del adversario. Lejos de esto, hubo algunos instantes del primer período, y buena parte del segundo, en cuyo transcurso la defensa del cuadro visitante se vio obligada a realizar una labor tan continuada como meritoria. La línea delantera uruguaya combinó mejor, con más rapidez, y sobretodo supo sacar provecho de la oportunidades que se le presentaron. Entre las defensas no existió diferencia acentuada.
Peñarol, campeón dela Copa Competencia de 1916.
1917
La final correspondiente al año 1917 se disputó el 21 de abril de 1918 entre Independiente y Wanderers. Un publico muy numeroso asistió al field del Racing en Avellaneda —donde se realizó el partido—pero sus deseos de presenciar una lucha interesante no se cumplieron.
Tribuna popular. Final de Copa Competencia de 1917 (21 de abril de 1918).
Esta fotografía fue aportada por @PabloKersevan
Equipo de Independiente que jugó la final de la Copa Competencia de 1917 (21 de abril de 1918).
A las 2.45 pm los teams, a las órdenes del referí Sr. Guassone, se presentaron formados como sigue:
Independiente: S. Miguenz; A. Ferro y R. Sande; J. Cánepa, E. A. Sande y G. A. Ronzoni, Z. Canaveri, P. Garré, E. García, J. Siciliani y G. Galeano.
Wanderers: C. Saporiti; A. Révori y J. R. Morroni; A. García, A. Zecchi y E. Chiesa; F. Buffoni, J. Landeira, P. Dacal, J. M. Villar y C. Bastos.
Equipo de Wanderers que jugó la final de la Copa Competencia de 1917 (21 de abril de 1918).
Cuando habían transcurrido 20 minutos del primer tiempo Villar puso término a un avance del Wanderers, dando a éste su primer gol merced a un fuerte tiro bajo. 
Wanderers 4-0 Independiente (21 de abril de 1918).
Esta fotografía fue aportada por @PabloKersevan
En el segundo período, a los 18 minutos Villar corrió por el wing, y sobre la línea de toque dirigió un centro que aprovechó Landeira para señalar el segundo tanto valiéndose de un golpe de cabeza.
Wanderers 4-0 Independiente (21 de abril de 1918).
Esta fotografía fue aportada por @PabloKersevan
El tercer gol de Wanderers se produjo en la siguiente forma: Bastos emprendió una corrida por el ala y pasó la pelota a Villar, quien la cedió a Landeira, y éste venció a Miguens con un tiro alto y esquinado. A los 40 minutos Villar marcó el cuarto y último gol mediante un fuerte shot alto.
Wanderers 4-0 Independiente (21 de abril de 1918).
Se había colocado la pelota en el centro del field para reiniciar el juego, cuando uno de los concurrentes penetró en el cancha con ánimo de agredir al referí, cuya actuación fue insospechable. La mayor parte de los espectadores invadió también el field, dando así margen a la suspensión del encuentro 5 minutos antes de que terminara el tiempo reglamentario. El partido se dio por finalizado siento este el score: Wanderers 4, Independiente 0.
Final de la Copa Competencia de 1917 (21 de abril de 1918).
El cuadro visitante no acusó ninguna falla. Los rápidos avances de su línea delantera fueron hábilmente apoyado por los halves respectivos. Careció de homogeneidad el team local, sobretodo la línea delantera cuyos componentes no pudieron armonizar sus esfuerzos en ningún momento.
Wanderers, campeón de la Copa Competencia de 1917.
Esta fotografía fue aportada por @PabloKersevan
1918 La final de 1918 se disputó el 1º de diciembre entre Porteño y Wanderers en el field del Club de Gimnasia y Esgrima en Palermo ante un público númeroso.
Final de la Copa Competencia de 1918 (1º de diciembre).
Los equipos así formaron:
Porteño: J. J. Rithner; F. Schweizer y E. Arrieta; J. Ayala, E. Uslenghi y V. Amorin; E. Galup Lanús, A. Bottaro, E. Clarke, E. Lizarraga y P. Polimei.
Wanderers: C. Saporiti; C. Anzuberro y A. Rébori; A. García, A. Zibecchi y E. Chiesa; C. Bastos, F. Buffoni, C. Pereira, J. Landeira y O. Pérez.

En el primer período no se marcaron tantos. A los 7 minutos del segundo período Pérez, desde una posición offside, envió un centro bajo y ceñido que permitió a Buffoni señalar el primer gol merced a un shot rasante y cruzado. Cuatro minutos después, Pérez marcó un centro; Arrieta alejó poco la pelota que cayó a los pies de Landeira, quien sin pérdida de tiempo dirigió un fuerte tiro alto. Rithner, molesto por el sol, no logró detener la pelota y el segundo gol se produjo. Luego el referí otorgó a favor del Porteño un penal por un foul hecho por ambos backs a Clarke. Uslenghi dirigió el correspondiente puntapié libre, señalando el gol de los locales. El match, que en general fue deslucido, terminó con este resultado: Wanderers 2, Porteño 1.
Wanderers, campeón de la Copa Competencia de 1918.
1919
La final de la edición 1919 de la Copa Competencia la jugaron Boca Juniors y Nacional el 25 de mayo de 1920. La misma importancia del match y el hecho de inaugurarse —aunque con carácter no oficial— el nuevo field de Sportivo Barracas, hizo que la concurrencia fuera realmente numerosísima, tal como ha ocurrido en otras temporadas en ocasión de este clásico encuentro anual.
Vista general del estadio de Sportivo Barracas previa a la inauguración (mayo de 1920).
Tribuna oficial de Sportivo Barracas (ca. 1922)
Los teams se presentaron así formados:
Boca Juniors: A. Tesoriere; A. Cortella y J. Ortega; A. Elli, M. Busso y A. López; P. Calomino, P. Bozzo, A. Martín, A. Garassini y A. Miranda.
Nacional: A. Mazali; A. Urdinarán y A. Foglino; P. Olivieri, A. Zibechi y J. Vanzino; P. Somma, H. Scarone, S. Urdinarán, A. Romano y R. Marán.

A poco de iniciarse el match Busso se lesionó y desde entonces —no obstante su plausible empeño— poco pudo hacer a favor de su cuadro. Con todo, esta desventaja pareció no pesar mucho en su team y el primer gol no tardó en producirse. Calomino realizó una de sus magistrales corridas por el ala, y al término de aquella dirigió un espléndido centro. Mazali saltó para alejar la pelota, pero su puñetazo fue infructuoso y Miranda, valiéndose de un golpe de cabeza, anotó el primer tanto.
Boca Junios 2-0 Nacional (25 de mayo de 1920).
En el segundo período, Foglino, a consecuencia de una colisión, se vio en la necesidad de retirarse del field al que no volvió más. De esta manera el team uruguayo perdió el concurso de uno de sus hombres más hábiles, colocándose así en condiciones más o menos análogas a los locales que, como se consignó antes, no pudieron contar con un centre-half en la amplitud de sus medios. El segundo gol de Boca lo señaló Bozzo, al alojar la pelota en la red gracias a un golpe de cabeza luego de recibir un magnífico centro de Calomino. El partido finalizó con el score Boca Juniors 2-0 Nacional.

La figura descollante fue Calomino, quien se comportó como un winger habilísimo de muchas buenas condiciones. La victoria de Boca Juniors fue justa, si bien su adversario tuvo por momentos evidente mala fortuna.
Boca Juniors. campeón de la Copa Competencia de 1919.
Corolario
La de 1919 fue la vigésima y última edición de esta tradicional competición entre equipos porteños, rosarinos y orientales. La división que afectaba al fútbol porteño desde septiembre de 1919, más la posterior división del fútbol uruguayo, fueron crisis de tal magnitud que afectaron de manera irrevocable la continuidad de este histórico torneo.
Lista de ganadores de la Copa Competencia (Cup Tie Competition).

Las Asociaciones sucesoras pusieron en juego otros concursos por eliminación —que incluso tomaron el nombre de Copa Competencia— pero estos torneos jamás alcanzaron la trayectoria y prestigio que alguna vez supo aquilatar el original.
Ganadores de otras versiones de la Copa Competencia.
La Copa Competencia surgió en los albores de siglo XX con el objetivo de proveer al fútbol de Buenos Aires, Rosario y Montevideo un marco competitivo formal que estimulara el espíritu de superación.

Cumplió acabadamente su propósito en la primera década, durante la cual fue ampliamente reconocido como el más importante certamen anual. El partido final constituía el principal evento de la temporada, y las multitudes que congregaba eran prueba fehaciente del creciente entusiasmo que acompañaba el rápido desarrollo de la novel actividad futbolística.

A partir de la segunda década comienza una declinación gradual de la trascendencia y prestigio del torneo, a medida que proliferaron los partidos entre combinados nacionales y se consolidó un campeonato de Liga mucho más competitivo gracias a la aparición de equipos criollos que ampliaron la base de sustentación del fútbol.

La división que afectó a la organización del fútbol en Buenos Aires y Montevideo en los años '20 fue el golpe de gracia para un torneo que, por derecho propio, se ha forjado un puesto de honor en la rica historia de este deporte en el Río de la Plata.§
La Cup Tie Competition en la vitrina de la AFA (circa 2018). Imagen gentileza de Patricio Nogueira (@PJNogueira) 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si tenés fotografías que te gustaría subir a este blog, mandalas por Twitter a @ViejosEstadios