Último artículo publicado

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice. 1. ...

El primer partido de fútbol en la Argentina

Se cumplen 150 años del primer partido de fútbol jugado en la República Argentina. Una historia muy peculiar y digna de ser difundida...
 
El Buenos Aires Cricket Club se estableció en Palermo en 1864, 12 años después de la caída de Rosas y 11 años antes del Parque 3 de Febrero.

Sus socios —todos integrantes de la comunidad británica— disputaban durante el verano intensos duelos de cricket (hasta con los uruguayos).

En 1867 se organizó una temporada de invierno inspirada en las reglas del fútbol, cuya unificación aún se debatía en Inglaterra en esos años.

La calle Temple era la actual Viamonte. Desde 1864 el Ferrocarril del Norte —que unía Retiro con Tigre— paraba en la cancha de Palermo.

El primer partido de fútbol se jugó el 20 de junio de 1867 en la cancha de cricket de Palermo. The Standard publicó una crónica del juego.

En 1867 la cancha de cricket de Palermo era el único predio en Buenos Aires destinado a la práctica de un deporte de conjunto al aire libre.

El diario personal de Walter Heald —capitán del equipo perdedor– nos brinda detalles más que interesantes sobre aquella particular jornada.

Los campos de fútbol eran mucho más grandes que los actuales. Los arcos eran sólo dos postes y los límites se indicaban con 4 banderines.

Con un campo de juego tan grande, no es de extrañar que un año más tarde se anunciara un partido de fútbol, pero con equipos de 16 jugadores.

El teatro Colón quedaba frente a la Plaza de Mayo y su Recoba. El ómnibus era un tranvía a caballo a Retiro para tomar el tren a Palermo.

Las reglas adoptadas por el Buenos Aires F.C. mezclaban las variantes del juego con los pies y las manos. Gradualmente se volcaron al rugby.

Ningún otro campo de deportes del país atesora tantos hitos deportivos históricos como la cancha de Palermo del Buenos Aires Cricket Club.

El Buenos Aires Cricket Club mantuvo sin cambios el campo de deportes de Palermo durante más de 80 años: desde 1864 hasta 1948.

En 1948 se incendiaron las instalaciones y el Buenos Aires Cricket Club tuvo que dejar el predio. El club se reorganizó y hoy sigue vigente.

En 1948 se lo designó lugar histórico y años más tarde se emplazó un monolito conmemorativo. En 1966 se construyó el Planetario de la Ciudad.

Thomas Hogg y Walter Heald eran jóvenes entusiastas que jamás sospecharon la pasión que llegaría a despertar el fútbol entre los argentinos.

En 1953 se editó el libro de Alumni. El autor acertó al reunir en la tapa a Hogg (pionero del juego) y Watson Hutton (padre de la Asociación).

San Telmo

El extraordinario grupo escultórico "Canto al Trabajo" de Rogelio Yrurtia, se yergue en el cruce de las avenidas Paseo Colón e Independencia de la ciudad de Buenos Aires.


Este monumento estuvo originalmente emplazado en la pequeña plaza Dorrego, en Defensa y Humberto Iº en el barrio de San Telmo.

Cuando en 1937 fue trasladado 400 metros a su ubicación actual, en la plazoleta Manuel de Olazabal, enfrente había... una cancha de fútbol.


Probablemente se trataba de un campo de deportes de un establecimiento educativo o una repartición oficial. En este mismo terreno se construyó la sede de la Fundación Eva Perón, edificio que a partir de 1956 fue transferido a la Universidad de Buenos Aires que lo destinó a su Facultad de Ingeniería.

A pocas cuadras de esa manzana, en Azopardo y Garay estuvo entre 1916 y 1926 la cancha de fútbol del Club Atlético San Telmo.

Cuando en 1926 los "candomberos" perdieron la posesión del predio de Azopardo y Garay, se mudaron a su actual ubicación en la Isla Maciel, a una cancha en la que previamente había jugado Sportivo Buenos Aires (el club de Carlos Peucelle).

————— o —————

En 1930 la revista Caras y Caretas encomendó a su periodista estrella, Juan José de Soiza Reilly una serie de artículos sobre la historia de los barrios más característicos de la Ciudad de Buenos Aires. Estos documentos tienen hoy un doble valor histórico, pues no sólo aportan datos pintorescos de la génesis de estos núcleos urbanos, sino que proveen una invaluable oportunidad para conocer la visión que se tenía de la ciudad hace ya casi 90 años.

En este link podés descargar el artículo original del barrio de San Telmo con fotografías.