Último artículo publicado

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice. 1. ...

Argentina y Uruguay

Una variada travesía hacia los orígenes más profundos de esta eterna y genuina rivalidad deportiva.

Argentina y Uruguay protagonizan el duelo de selecciones de fútbol más prolífico del mundo y el más antiguo fuera de la islas británicas.

Las competencias deportivas entre ambas márgenes del Plata se remontan a las postrimerías del siglo XIX y están emparentadas con el cricket.

En 1806 los prisioneros de las Invasiones Inglesas jugaron al cricket en Buenos Aires luego de la Reconquista de la ciuda.

En 1864 el Buenos Aires Cricket Club (BACC) se estableció en Palermo. El 20.6.1866 ahí se jugó el primer partido de fútbol en la Argentina.

En 1861 el Montevideo Cricket Club (MVCC) se radicó en La Blanqueda. En 1878 ahí se jugó el primer partido de fútbol en Uruguay.

En 1868 —10 años antes del primer partido de fútbol en Uruguay— se jugó en el Old Ground de La Blanqueada el primer partido de cricket entre Montevideo y Buenos Aires. En 1898 el MVCC se mudó al New Ground, distante sólo unas pocas cuadras.

Entre 1889-94 se organizaron 6 partidos de fútbol entre residentes británicos de Buenos Aires y Montevideo. Se jugaba un año en cada ciudad.
Los 3 partidos en Montevideo se jugaron en el New English Ground del barrio de La Blanqueada.

En 1890, el partido en Buenos Aires se jugó en el Hurlingham Club, que había sido fundado sólo dos años antes.

En 1892, el partido en Buenos Aires se jugó en Palermo, en el histórico campo de deportes del Buenos Aires Cricket Club.

En 1894, el partido en Buenos Aires se jugó en el Old Ground de Flores, que estaba junto a los talleres del ferrocarril en Caballito.

En este campo de deportes de Flores, se disputó en 1891 el primer partido de fútbol de un torneo de liga en la Argentina.

En el último lustro del siglo XIX no se jugaron partidos de selecciones, pero en esos años se consolidó la liga de fútbol porteña.

En 1901 se organizó un partido en Montevideo, que reunió por primera vez a los jugadores de ambas ligas del Río de la Plata.

El partido se jugó en Montevideo, en la cancha del club Albion de la Av. 19 de abril, en el barrio de Paso del Molino.

Este plano de Montevideo nos da una idea de la ubicación de las principales canchas de fútbol que se usaban a principios del siglo XX.

El partido internacional de fútbol fue organizado por el centro forward de Lomas Athletic, John Anderson, que también era jugador de cricket.

En 1902 Anderson volvió a organizar un juego, que hoy es considerado el primer partido oficial entre las selecciones de Argentina y Uruguay.

En este link encontrarás una detallada crónica de aquel partido, traducida del periódico The Standard.

En septiembre de 1903 se organizó la revancha en Buenos Aires. Uruguay fue representando por 11 jugadores del Club Nacional de Football.

El partido se jugó en el predio de la Sociedad Sportiva Argentina, que quedaba frente al hipódromo de Palermo. Hoy es el Campo de Polo.

En el programa figura C. Buchanan, pero fue sustituido por J. Penco (esta imagen fue mejorada digitalmente para permitir su lectura).

El equipo uruguayo dio la gran sorpresa y derrotó al argentino por 3 a 2. La crónica de Caras & Caretas da cuenta de los hechos.

Hace +100 años también se justificaban las derrotas por la ausencia de un jugador: el rosarino E. Jewell. Presten atención al párrafo final.

La Copa del América es la competencia deportiva vigente más antigua del mundo. Inglaterra nunca la ganó (a esto refiere la crónica anterior).

A principios del siglo XX el magnate del té Thomas Lipton compitió con 5 versiones de su velero Shamrock. Todas resultaron infructuosas.

En 1905, el mismísimo Thomas Lipton donó un Copa para ser disputada anualmente entre las selecciones de Argentina y Uruguay.

La primera Copa Lipton se jugó en 1905 en la Sportiva. El partido fue al alargue, pero terminó 0 a 0 por falta de luz. El visitante se llevó el trofeo.

En 1906, Nicanor Newton donó una segunda copa anual, cuya sede (Buenos Aires o Montevideo) se alternaba con la de la Copa Lipton.

En 1907, la Copa Lipton se jugó en la cancha que tenía Estudiantes de Buenos Aires en Av. del Libertador (antes Av. Alvear) y Oro en Palermo.

Las Copas Lipton de 1906 y Newton de 1907 se jugaron en el Gran Parque Central, cerca de las históricas canchas del MVCC en La Blanqueada.

En el partido por la Copa Newton de 1908, el seleccionado argentino lució por primera vez la camiseta a rayas verticales albicelestes.

Ese partido se jugó en el primitivo estadio de Maldonado de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA) que fue construido en Palermo en 1902.

En 1910 se renovó el estadio de GEBA en Palermo. Argentina ganó el torneo que jugó con Uruguay y Chile para celebrar el 1er centenario del 25 de mayo.

El partido por la Copa Lipton de 1910 se jugó en la cancha de Wanderers en el barrio Belveder de Montevideo, muy cerca de Paso del Molino.

En ese partido por la Copa Lipton de 1910, el seleccionado uruguayo lució por primera vez su tradicional camiseta celeste.

Esta épica rivalidad alcanzó su pico en 1928 y 1930, cuando jugaron las finales de los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo respectivamente.

Uruguay y Argentina se verán las caras el 31.8.17 en un partido decisivo. Un episodio más de esta eterna y genuina rivalidad deportiva.

La siguiente publicidad uruguaya, resume con acierto el espíritu de esta recopilación...

 

"O Rei" Pelé en la Argentina

Un repaso en orden cronológico de todos los partidos que jugó el crack brasilero en nuestro país.

Hubo un tiempo en el que en la Argentina nadie se atrevía siquiera a discutir quién era el mejor jugador del mundo: O Rei Pelé.
 
Este gráfico reúne los 39 partidos disputados por Pelé en la Argentina con la Selección de Brasil y el Santos F. C. entre 1959 y 1973.

El primer partido fue en el Sudamericano de 1959. Empate con una gran Selección de Perú y resultado decisivo para la definición del torneo.

Brasil ganó los siguientes 4 juegos pero quedó forzado a vencer a Argentina en el último. Recordada trifulca con Uruguay, resabio del ’50.

En el último partido Argentina empató 1-1 y se consagró campeón, frente a un Brasil con todas sus figuras del Mundial de Suecia de 1958.

Pelé fue la figura excluyente, elegido mejor jugador y goleador del certamen. No volvió a jugar con la Selección de Brasil en la Argentina.

Entre 1962-70 Pelé jugó 32 partidos con Santos en la Argentina (1 c/3 meses). En ese período, Pelé jugó en total 546 partidos (1 c/5,5 días).

El primer partido de Pelé con Santos en la Argentina fue en el Palacio Ducó frente al campeón Racing. Este partido es hoy una leyenda urbana.

Luego Santos fue al Parque Independencia para jugar con Newell’s, que en 1961 ganó el torneo de 1ªB pero no subió por una sanción de la AFA.

A principios de 1962 se organizó en Bs.As. un triangular con Santos, Racing y River. En el primer partido, Santos goleó a Racing en el Cilindro.

Sorpresivamente, River derrotó a Santos 3 días después en el Monumental y luego obtendría aquel triangular al empatar con Racing.

Para completar la gira Santos se hizo una escapada hasta el Bosque de La Plata, donde empató con Gimnasia y Esgrima en un estadio repleto.

En 1962 Santos obtuvo su primera Copa Libertadores, al derrotar 3-0 a Peñarol en un partido de desempate jugado en el Monumental de River.

Esa Libertadores fue digna del “ascenso” argentino: el árbitro SIMULÓ el empate del Santos en el partido en Brasil para salvar el pellejo.

Un año más tarde, Pelé y su compadre volvieron a Buenos Aires para jugar la final de la Copa Libertadores de 1963 en una Bombonera colmada.

Estas breves imágenes contienen los 3 goles —Sanfilippo, Coutinho y Pelé— de aquella final de la Copa Libertadores de 1963.

En 1964 Independiente goleó al Santos de Pelé, en una actuación memorable en la Doble Visera que presagió sus grandes logros continentales.

En marzo de 1964 Santos visitó La Bodega de Godoy Cruz en Mendoza. Pelé tuvo la oportunidad de conocer a otro campeón mundial: Mumo Orsi.

El verano de 1964 culminó en La Boutique de Talleres de Córdoba. No había equipo que no deseara jugar con estos globetrotters del fútbol.

En agosto de 1964 Santos derrotó de manera consecutiva, y en sólo 3 días, a Boca en la Bombonera y a Racing en el Cilindro.

La gira siguió en Santa Fé, donde Colón —que jugaba en 1ªB— dio la gran sorpresa. A fines del siguiente año Colón logró su primer ascenso a 1ªA.

Este partido es uno de los hitos sabaleros que abonó el apodo de Cementerio de los Elefantes para la cancha de Colón en el barrio Centenario.

En enero de 1965 River venció a Santos en Chile. Días después Pelé se tomó revancha en el Monumental al vencer a River 2 veces en 5 días.

Santos perdió en el Monumental el desempate de la semifinal de la Libertadores de 1965 con Peñarol, que se desquitó de la derrota de 1962.

En 1965 se organizó en el Monumental un cuadrangular con River, Boca, Real Madrid y Santos (que en el primer partido goleó a Boca).

En el partido final de aquel cuadrangular de 1965, Santos derrotó a River en el Monumental y levantó una copa más en territorio porteño.

En enero de 1966 Santos enfrentó al Combinado de Tucumán en un partido que se jugó en el estadio Monumental de Atlético Tucumán.

En febrero de 1966 Santos volvió a la Chicago argentina, donde empató con Rosario Central en el estadio de Arroyito.

La gira terminó con un empate ante Sarmiento de Resistencia. El gol local lo marcó un joven goleador que daría que hablar: Eduardo Maglioni.

En 1967 Santos enfrenó a un combinado de Mar del Plata en el estadio San Martín (antes de que las reformas de Armando giraran los arcos).

La gira por la Ciudad Feliz se completó con una goleada frente a River, un antecedente de lo que años más tarde serían los torneos de verano.
 

En 1968 se organizó en la Bombonera un Pentagonal entre: Boca, River, Nacional, Benfica y Santos (que en el 1er partido batió a River).

Luego jugaron Santos con Pelé y Benfica con Eusebio. Estaban aún frescos los partidos entre ambos en la Intercontinental’62 y el Mundial’66.

El último partido del Pentagonal lo jugaron Santos y Boca. Los xeneizes tenían que ganar para llevarse la Copa Ciudad de Buenos Aires,

El partido terminó empatado y Pelé —con la camiseta de Boca puesta— volvió a levantar una vez más un trofeo en suelo porteño.

En 1969 Pelé regresó para jugar la 2ª Supercopa de Campeones Intercontinentales. Racing ganó 2 a 1 el partido jugado en el San Martín de Mar del Plata.

El Santos luego se presentó en La Plata donde el Pincha le propinó un recordado 3 a 1 en Av. 1 y 57. Conigliaro, de cabeza, marcó el 2º gol.

Pelé se hizo tiempo para inaugurar la moderna iluminación del estadio José Amalfitani de Vélez Sarsfield que ese día lució la añeja tricolor.

En 1970 Santos jugó en Mar del Plata un amistoso con Boca organizado para saldar el pago del pase del back central Orlando al club paulista.

La gira de 1970 culminó con la segunda visita de Pelé a La Boutique de Talleres, en el Barrio Jardín de la zona sur de la ciudad de Córdoba.

Durante 4 años Pelé no jugó en la Argentina. Su despedida fue anunciada en octubre de 1973 en el Monumental frente al Huracán de Menotti.

La despedida fue en el Palacio Ducó —mismo estadio y ante el campeón local como 12 años antes— un cierre digno de tan brillante trayectoria.

En un tiempo con escasa cobertura de TV, más de 1 millón de hinchas argentinos admiraron en su plenitud a esta leyenda del fútbol mundial.