Entrada destacada

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice. 1. ...

El precio de la Coca-Cola en la canchas

Una insensata recopilación de carteles en canchas de fútbol entre los años ’40 y ’60 que testimonian cómo la inflación aniquiló a la moneda nacional.

La Coca-Cola surgió en 1886 en Atlanta (EE.UU.) como un jarabe dulce para diluir en agua con gas. Se vendía a 5 centavos el vaso en farmacias (drugstores) o fuentes de soda (soda fountains).

Desde su origen Coca-Cola encontró en los deportes más populares —como el béisbol— un ámbito adecuado para promocionar su bebida (que sólo se vendía por vaso).

En 1899 Coca-Cola vendió los derechos para que otras empresas vendieran la bebida en botellas listas para consumir. Fue un éxito inmediato en todos los EE.UU.

Para diferenciarse de las muchas imitaciones, en 1916 Coca-Cola diseñó un pequeña botella de 200 c.c. (6,5 onzas) cuya simple y clásica silueta identifica unívocamente al producto.

Pero el contrato de venta de jarabe para embotellar establecía un precio fijo. Si las botellas en los negocios se vendían más caras la empresa Coca-Cola no ganaba ni un centavo más.

La única posibilidad que tenía Coca-Cola para aumentar sus ganancias era vender más jarabe. Para evitar que aumentara el precio de venta al público promocionó profusamente el precio de 5 centavos.

Cuando en los años ’50 se modificó el contrato con las embotelladoras la compañía Coca-Cola ya poseía 400.000 máquinas expendedoras que sólo aceptaban la moneda de 5 centavos de dólar.

El precio de 5 centavos para la botella de 6,5 onzas se mantuvo fijo durante casi 70 años. Coca-Cola incluso llegó a proponer que los EE.UU. acuñaran una moneda de 7,5 centavos para sus máquinas.

Coca-Cola comenzó a producir en la Argentina en 1942 con el modelo de importación del jarabe producido en los EE.UU. y embotellado local.

Para el lanzamiento de la pequeña botella de 200 c.c. se fijó un precio de 20 centavos moneda nacional, equivalentes a los mismos 5 centavos de dólar a los que se vendía en los EE.UU.

El fútbol fue uno de los ámbitos predilectos para promocionar la Coca-Cola en la Argentina. Este partido amistoso de Boca Juniors de mediados de 1940 nos cuenta que el precio era de 25 centavos la botella.

La llegada de Coca-Cola a la Argentina coincidió con el arribo de otra desconocida: la inflación. El 16 de mayo de 1948 la botella de Coca-Cola ya duplicaba su precio: 50 centavos. Ese día Rubén Bravo abrió el score de un empate en 2 goles entre River y Racing en el Monumental.

El 21 de febrero de 1951 la Coca-Cola aún costaba 50 centavos. Aquel día el equipo formoseño Defensores de Evita vencía en La Bombonera 1-0 al Morning Star de Rosario y obtenía el Campeonato Argentino de Fútbol Infantil.

El 6 de noviembre de 1955 la Coca-Cola ya costaba 1 peso la botella cuando el Nene Sanfilippo vencía a Julio Elías Mussimessi en un clásico en La Bombonera que terminó empatado en 1 gol.

El 23 de septiembre de 1956 el precio de la Coca-Cola resistía en 1 peso. River Plate—que ese año sería campeón—perdió aquel día 1-2 con Vélez Sarsfield en el flamante estadio de cemento en Liniers (se ve la platea norte que aún era de madera).

El 8 de mayo de 1960 Argentinos Jrs —de gran campaña ese año— derrotó 2-0 a Chacarita en La Paternal. No me parece que los incidentes con la parcialidad funebrera se hayan iniciado porque la Coca-Cola ya costaba 3 pesos moneda nacional.


El 17 de diciembre de 1961 Villa Dalmine ascendió a 1ª C al derrotar 4-2 a Arsenal de Sarandí en La Bombonera. Seguro que no les alcanzó para brindar con Coca-Cola porque la botella ahora costaba 5 pesos.

El 25 de agosto de 1963 Argentinos Jrs y San Lorenzo —ambos de flojas campañas— empataron en 1 gol en La Paternal, pero la nota de la jornada fue que la Coca-Cola ya costaba 10 pesos.

En los ‘60s los vendedores de Coca-Cola que recorrían las tribunas portaban un tacho de metal colgado del cuello. Luego se pasó a vender la Coca-Cola en vaso (como en sus orígenes de 1886), para evitar que las botellas se usaran como proyectiles.

Este gráfico nos muestra como el precio de la Coca-Cola siguió la curva de inflación en la Argentina, que entre 1944 y 1963 acumuló la friolera de 5.000% (y eso sólo fue el aperitivo de lo que vendría después).

La inflación galopante se fagocitó al peso moneda nacional y sus sucesores. Entre 1970 y 1992 la Argentina cambió 4 veces de signo monetario y eliminó 13 ceros (10 billones) de su moneda nacional original.

Pero los ‘70 son otra historia, y como repetía la publicidad… todo va mejor con…
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si tenés fotografías que te gustaría subir a este blog, mandalas por Twitter a @ViejosEstadios